La pandemia reconfigura y reduce los gastos para el regreso a clases

La temporada de compras para la reapertura de las escuelas sufrirá grandes cambios por la emergencia sanitaria
La pandemia reconfigura y reduce los gastos para el regreso a clases
Las compras para la vuelta a la escuela se desplomarán a causa de la pandemia.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

El regreso a clases no será igual este año para millones de niños y sus padres en Estados Unidos. Pero tampoco para miles de negocios.

A medida que se acerca el nuevo año escolar, la pandemia causa estragos en los planes de reapertura económica y la temporada de compras de regreso a clases, el segundo período más importante para los minoristas detrás de las vacaciones, no será la excepción.

Los padres compran ropa menos elegante y más productos básicos para sus hijos, al tiempo que aumentan las compras de mascarillas y otros equipos de protección. Los jefes del hogar están frenando el gasto en medio de la incertidumbre sobre cómo será el año escolar.

La temporada de regreso a clases generalmente comienza a mediados de julio y alcanza su punto máximo a mediados de agosto. Este año, los expertos predicen que el pico llegará a fines de agosto y se extenderá a la mayor parte de septiembre.

“Definitivamente estamos viendo un retraso”, dijo Jill Renslow, vicepresidente senior del Mall of America con sede en Bloomington, Minnesota, que reabrió a mediados de junio con protocolos de distanciamiento social. “La gente simplemente no sabe lo que necesita”.

En una nota para USA Today, Renslow dijo que las compras más populares son productos electrónicos como computadoras portátiles y auriculares. En cuanto a ropa, los compradores se han centrado en artículos cómodos, como ropa para entrenar.

La Federación Nacional de Minoristas, el grupo de comercio más grande del país, deposita sus esperanzas en los padres que derrochan en artículos costosos como computadoras y otros aparatos electrónicos para ayudar a sus hijos a aprender desde casa. El grupo comercial predice que los padres de estudiantes de primaria y secundaria gastarán un total de $33.9 billones este año. Eso es más que los $26.2 billones del año pasado y rompería el récord de los $30.3 billones establecido en 2012.

Se espera que los estudiantes universitarios y sus familias gasten un total de $67.7 billones de dólares, en comparación con los $54.5 del año pasado y potencialmente rompiendo el récord de $55.3 billones establecido en 2018, según el grupo comercial. Pero otros prevén una temporada débil para los minoristas.

Neil Saunders, director gerente de la división minorista de la firma de investigación GlobalData PLC, proyecta $26.4 mil millones en gastos para la escuela primaria y secundaria, un 6.4% menos que en 2019. El gasto de regreso a la universidad debería caer aún más, con un desplome de las ventas del 37.8% con respecto al año pasado. “Muchos estudiantes vivirán en casa y no comprarán muebles de dormitorio”, dijo.

“Va a ser una temporada de regreso a clases difícil”, dijo Saunders. “Es la primera gran prueba de los minoristas. No creo que el resultado vaya a ser nada bueno”.

Otro factor que deprime las ventas es el Prime Day de Amazon, que durante cinco años fue a mediados de julio y se pospuso hasta el otoño. Marshal Cohen, asesor jefe de la industria de la firma de investigación de mercado The NPD Group, dijo que el evento ayudó a impulsar las ventas de regreso a la escuela.

John Fleming, director ejecutivo interino de Rue21, con sede en Warrendale, Pensilvania, dice que las ventas ahora parecen un “mapa COVID“. Las tiendas en los estados que han experimentado aumentos repentinos en los nuevos casos de coronavirus informan una disminución de las ventas, mientras que el noreste, donde las infecciones se han aplanado o disminuido, han visto un aumento.

A medida que más escuelas cambian a las lecciones virtuales, los minoristas tienen que adaptarse. Walmart ha desarrollado áreas designadas para maestros y herramientas de aprendizaje virtual en su sitio web. Sam’s Club ofrece cámaras web y auriculares, así como escritorios portátiles para que los niños aprendan en casa. Best Buy, la cadena de productos electrónicos de consumo más grande del país, está agregando nuevos servicios, incluida una herramienta llamada Parent Hub, que brinda consejos y recursos a los padres para ayudar con el aprendizaje a distancia.

J.C. Penney, que se acogió al Capítulo 11 de la bancarrota en mayo, está promocionando la decoración de habitaciones para estudiantes mientras que Kohl’s, cuyo mensaje en su sitio web dice: “Regresar o iniciar sesión”, promociona juguetes educativos y accesorios de escritorio como parte de su campaña de regreso a la escuela.