La popular Ford F-150 también sufre las consecuencias del coronavirus

Las ventas acumuladas de este año han disminuido un 24.1% con respecto al 2019

La popular Ford F-150 también sufre las consecuencias del coronavirus
La F-150, producto insignia de Ford Motor Company.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

Si algo en Estados Unidos es predecible son las ventas constantes de la pickup Ford F-150. La popular camioneta salva cada año los números de Ford Motor Company.

Pero la pandemia también ha golpeado a este tradicional vehículo. Ford informó la caída del 33.3% de sus ventas en el segundo trimestre en comparación con 2019, pues pasó de 650,336 vehículos a 433,869, informó la compañía el jueves. Las ventas acumuladas de este año han disminuido un 24.1%, con 903,357 vehículos.

Incluso, los camiones fabricados por la compañía de Detroit también se han visto afectados. La Serie F experimentó una caída del 22.7% en las ventas del segundo trimestre en comparación con 2019. Al comparar las ventas con el año anterior el desplome ha sido del 18.1%.

La Serie F proporciona el flujo de ingresos de Ford, que ha liderado el segmento durante décadas. Los precios del F-150 pueden van de los $28,745 dólares hasta los $75,000. El costo promedio de una pickup de la serie es de $51,585 dólares.

Hacia la segunda parte del semestre, Ford comenzó a ver un repunte en las ventas gubernamentales y comerciales de la Serie F, incluido el modelo Interceptor usado por la policía, pero muchos pedidos no se pudieron completar porque las fábricas cerraron.

El modelo 2021 de la F-150 fue presentada el 25 de junio y se espera que esté en los concesionarios a finales de este año.

Futuro incierto

“El desempeño de ventas de Ford fue un poco mejor de lo que habíamos anticipado para junio”, dice Michelle Krebs, analista ejecutiva de Autotrader, a Detroit Free Press. “Pronosticamos que Ford caería un 34%, pero bajó un 28%, a la par de muchos otros fabricantes. Nuestro pronóstico para el primer semestre fue de 24%”.

Charlie Chesbrough, analista senior de Cox Automotive, señala: “El mercado de vehículos no debería esperar que las cosas cambien mucho durante el próximo trimestre. La posible escasez de algunos productos, una segunda ola de casos de COVID-19 y un alto desempleo harán que el tercer trimestre sea un desafío “.

Jonathan Smoke, analista jefe de Cox Automotive, añadie: “El mercado está perdiendo el impulso alcista que disfrutó en mayo y principios de junio. Parece que la demanda acumulada que nos dio una recuperación mucho más fuerte en mayo y junio está disminuyendo”.

Mientras tanto, General Motors reportó una caída del 34% en sus ventas durante abril, mayo y junio, y Fiat Chrysler vio una disminución del 39%, en los resultados del segundo trimestre informados el miércoles.

Este período de abril, mayo y junio ha sido “sin precedentes, loco y desafiante”, señala a Free Press Mark LaNeve, vicepresidente de marketing, ventas y servicio de Ford.