Las 10 estafas más comunes de las que son víctimas las personas mayores

Se han vuelto tan frecuentes que ahora se las considera "el crimen del siglo XXI" porque se cree que las personas tienen una cantidad significativa de dinero en sus cuentas bancarias

Las 10 estafas más comunes de las que son víctimas las personas mayores
Foto: Pexels

El problema de las estafas financieras es que a menudo no se denuncian o pueden ser difíciles de enjuiciar, por lo que se consideran un delito de “bajo riesgo”. Sin embargo, son devastadoras para muchos adultos mayores y pueden dejarlos en una posición muy vulnerable con poco tiempo para recuperar sus pérdidas.

De acuerdo con NCOA (National Council on Aging), los adultos mayores de cualquier clase social corren riesgo de ser estafados de diversas maneras. Revisa nuestra lista a continuación, para que puedas identificar una posible estafa:

  1. Estafas de seguro de salud / Medicare

Cada ciudadano estadounidense o residente permanente mayor de 65 años califica para Medicare, por lo que no es necesario que un estafador investigue qué compañía de seguros de salud privada tienen las personas mayores para planificar su crimen. Los perpetradores pueden hacerse pasar por un representante para hacer que las personas mayores les brinden su información personal.

  1. Medicamentos recetados falsificados

Con mayor frecuencia, las estafas por venta de drogas falsas operan en Internet, donde las personas mayores van cada vez más para buscar mejores precios en medicamentos especializados. El peligro es que, además de pagar dinero por algo que no ayudará a la condición médica de la persona, las víctimas terminan comprando sustancias inseguras que pueden causar aún más daño. 

  1. Estafas funerarias y de cementerios

El FBI advierte sobre dos tipos de fraude en funerales y cementerios perpetrados contra personas mayores. Los estafadores leen obituarios y llaman o asisten al servicio funerario de un desconocido para aprovecharse de la viuda o viudo afligido. Al afirmar que el fallecido tenía una deuda pendiente con ellos, los estafadores intentarán extorsionarlos con deudas falsas. Otra táctica de las funerarias de mala reputación es aprovechar la falta de familiaridad de los miembros con el considerable costo de los servicios funerarios para agregar cargos innecesarios a la factura. 

  1. Productos antienvejecimiento fraudulentos

En una sociedad bombardeada con imágenes de jóvenes y bellas, no es sorprendente que algunas personas mayores sientan la necesidad de ocultar su edad para participar más plenamente en los círculos sociales y el lugar de trabajo. Las estafas de Botox son particularmente peligrosas, ya que los laboratorios renegados que crean versiones de lo real aún pueden estar trabajando con el ingrediente raíz, la neurotoxina del botulismo, que es una de las sustancias más tóxicas conocidas por la ciencia. 

  1. Telemarketing / estafas telefónicas

Los estafadores usan llamadas de telemercadeo falsas para aprovecharse de las personas mayores, que como grupo hacen el doble de compras por teléfono que el promedio nacional. Las personas mayores habitualmente pueden estar solos sin nadie con quien hablar, con lo cual son víctimas fáciles, y es posible que no sean plenamente concientes del riesgo. Los ejemplos de fraude de telemarketing incluyen la estrategia del accidente falso, estafas de caridad, entre otras. 

  1. Fraude en internet

La poca familiaridad con Internet entre algunas personas mayores los convierte en objetivos más fáciles para las estafas automáticas y los programas de correo electrónico. Las ventanas emergentes del navegador que simulan el software de detección de virus engañarán a las víctimas para que descarguen un programa antivirus falso a un costo considerable o un virus real que abrirá cualquier información que esté en la computadora del usuario a los estafadores. 

  1. Esquemas de inversión

Debido a que muchas personas mayores se encuentran planeando la jubilación y administrando sus ahorros una vez que terminan de trabajar, una serie de esquemas de inversión dirigidos a personas mayores buscan salvaguardar su efectivo para sus años posteriores. Los esquemas de inversión han sido durante mucho tiempo una manera de aprovecharse de ellos.

  1. Propietario de vivienda / estafas de hipoteca inversa

A los estafadores les gusta aprovechar el hecho de que muchas personas mayores de cierta edad son propietarias de sus hogares, un activo valioso que aumenta el valor potencial en dólares de una determinada estafa. Los ladrones pueden aprovechar a los adultos mayores que recientemente han desbloqueado la equidad en sus hogares. Aquellos que consideran las hipotecas inversas deben ser conscientes de que las personas en sus vidas los presionan para obtenerla, o aquellas que se beneficiarán del acceso del prestatario al capital, como las empresas de reparación de viviendas que se acercan directamente al adulto mayor.

  1. Sorteos y estafas de lotería

Los farsantes informan a su víctima que han ganado una lotería o sorteo de algún tipo y que necesitan hacer algún tipo de pago para desbloquear el supuesto premio. A menudo, a las personas mayores se les enviará un cheque que pueden depositar en su cuenta bancaria, sabiendo que si bien aparece en su cuenta de inmediato, pasarán unos días antes de que se rechace el cheque (falso). Durante ese tiempo, los delincuentes cobrarán rápidamente dinero por supuestos honorarios o impuestos sobre el premio, que guardarán en el bolsillo mientras la víctima retira el “dinero del premio” de su cuenta tan pronto como el cheque rebote.

  1. La estafa de los abuelos

Es común porque usa uno de los activos más confiables de los adultos mayores, sus corazones. Los ladrones harán una llamada a una persona mayor, le dirán algo como: “Hola abuela, ¿sabes quién es?” Cuando el abuelo desprevenido adivina el nombre del nieto al que más suena, ha establecido una identidad falsa sin haber realizado una investigación exhaustiva. Una vez “dentro”, el nieto falso generalmente pedirá dinero para resolver algún problema financiero inesperado.