Las aerolíneas se preparan para una lenta recuperación económica

Los volúmenes de pasajeros son más de un 60% menores que en el mismo periodo de hace un año

Las aerolíneas se preparan para una lenta recuperación económica
La industria de la aviación ha sido una de las más golpeadas por la crisis económica.
Foto: KAMIL KRZACZYNSKI / Getty Images

Las aerolíneas estadounidenses saben que pasarán años antes de que la industria se recupere del impacto que ha causado la pandemia del coronavirus, incluso después de reunir más de $100 billones de dólares en ayuda del gobierno e hipotecar activos, como sus aviones y sus programas de viajeros frecuentes.

Los transportistas han dicho que probablemente tengan suficiente efectivo para soportar una recesión prolongada, pero la demanda de pasajeros estará a la baja durante años, dijeron esta semana los directores ejecutivos de United Airlines y Delta, ambos citados por una nota de Fox Businnes.

Las aerolíneas tienen dos desafíos principales: aliviar el miedo a volar que se ha arraigado durante la pandemia y reinventarse para competir por una parte de un negocio que de repente se ha vuelto mucho más pequeño.

“Si bien la pandemia es la peor crisis en la historia de la aviación, también nos ha presentado una oportunidad”, escribieron el viernes el presidente ejecutivo de United, Scott Kirby, y el presidente Brett Hart, en un memorando a los funcionarios corporativos de la aerolínea.

En conjunto, United y Delta perdieron $16.8 billones en los primeros nueve meses del año. Ambos han reducido su personal en al menos un 20%, incluyendo más de 13,000 despidos temporales en United.

“No se equivoquen, estamos en las primeras millas de este maratón”, escribió el presidente ejecutivo de Delta, Ed Bastian, en un memorando a los empleados de la aerolínea el jueves.

Las aerolíneas presionaron por una segunda ronda de ayuda gubernamental para evitar recortes de empleos, con la esperanza de estar mejor preparadas para recuperarse cuando vuelva la demanda. Sin embargo, las negociaciones sobre un paquete de ayuda más amplio siguen estancadas. American Airlines y Southwest informarán los resultados del tercer trimestre la próxima semana.

Niveles bajísimos

Los pasajeros han comenzado a regresar, pero poco a poco. El domingo, cuando casi 1 millón de personas pasaron por los aeropuertos de Estados Unidos, los volúmenes eran 60% más bajos que hace un año. La mayoría de los días los volúmenes son peores que eso.

Y con los viajes corporativos aún en espera y las fronteras internacionales cerradas o sujetas a fuertes requisitos de entrada, algunos analistas ven poco margen de mejora durante un tiempo. Delta espera que las ventas del cuarto trimestre estén un 66% por debajo de los niveles del año pasado. Kirby, de United, dijo que la demanda de viajes probablemente se limitará a la mitad de los niveles típicos hasta que se desarrolle una vacuna y esté ampliamente disponible. Los viajes de negocios probablemente no volverán a la normalidad antes de 2024, predijo.

A medida que las personas retoman algunos elementos de su vida normal, las aerolíneas intensifican sus campañas para convencerlos de que es seguro volar de nuevo, pero incluso si se puede persuadir a la gente para que aborde los aviones, hay menos lugares adonde ir.

Los esfuerzos para crear burbujas de viajes en Asia han fracasado y el aumento de casos dentro de Europa ha resultado en restricciones de viaje más estrictas allí.

Algo similar podría ocurrir en Estados Unidos si las tasas de infección continúan aumentando. Durante el verano, un aumento en los casos en algunas partes del país provocó restricciones de viaje que interrumpieron lo que parecía el comienzo de un repunte.

“Literalmente, estamos viendo a dónde quiere ir la gente la próxima semana”, dijo Joe Esposito, vicepresidente senior de planificación de redes de Delta, en un evento de la industria esta semana.

United está monitoreando indicadores como las tasas de ocupación en los rascacielos de Nueva York para tener una idea de cuándo las personas podrían comenzar a viajar por trabajo nuevamente, dijo el jueves el director comercial Andrew Nocella.