Las grandes cadenas de restaurantes se recuperan más rápido que el resto en la industria gastronómica

El consumo de la gente en pequeños comercios se ha desplomado hasta en un 25%, por solo el 4% en las grandes cadenas

Las grandes cadenas de restaurantes se recuperan más rápido que el resto en la industria gastronómica
Burger King, uno de los gigantes de la comida rápida.
Foto: GEOFF CADDICK / Getty Images

Las grandes cadenas de restaurantes han comenzado a recuperarse en medio de la pandemia de coronavirus, pero al resto de la industria le costará más, de acuerdo con un estudio del Bank of America.

Los analistas Gregory Francfort y JonMichael Shekian utilizaron datos agregados de transacciones de los titulares de tarjetas de crédito y débito del Bank of America para analizar los hábitos de gasto en restaurantes de los consumidores.

Para el 1 de julio, el gasto promedio de unas semanas en los restaurantes de las grandes cadenas disminuyó un 4% en comparación con el año anterior. En pequeñas cadenas de restaurantes e independientes, el gasto se desplomó hasta un 25%.

Las cadenas pequeñas y los restaurantes independientes tienden a ser más informales y establecimientos de comida rápida, mientras que las grandes cadenas de restaurantes van desde el servicio completo hasta el “fast food“.

El cierre de los comedores y el distanciamiento social ha afectado más a los segmentos de comidas informales. Según Francfort y Shekian, eso explica “algo de la brecha entre las grandes cadenas y los otros en los datos”.

A mediados de abril, la diferencia en el gasto entre las grandes cadenas y el resto de la industria fue aún mayor, alcanzando un nivel del 30%. Los CEOs de comida rápida, como Chris Kempczinski de McDonald’s, han dicho que los consumidores han regresado a sus carriles “drive thru” en busca de una reconfortante comida familiar.

Algunos grupos comerciales han emitido advertencias negativas sobre el futuro de los restaurantes independientes. Un informe de la Independent Restaurant Coalition, que presiona por un fondo de rescate de $120 billones de dólares para bares y restaurantes independientes, descubrió que hasta el 85% de estos establecimientos podrían cerrar permanentemente para fines de año.

A medida que aumentan los casos de coronavirus en algunas estados, los restaurantes se han vuelto a ver afectados.

“Es bastante evidente que los picos de COVID-19 en estados clave en el oeste y el sudeste han pesado en las ventas de la industria desde la tercera semana de junio”, escribieron Francfort y Shekian.