Las tandas: en qué consiste este mecanismo de ahorro tan popular entre la comunidad de latinos en EE.UU.

Las tandas, o círculos de préstamo, son mecanismos de ahorro que son muy usados por la comunidad de latinos en EE.UU., pero conllevan riesgos. En SoloDinero te explicamos en qué consisten

Si una persona no sigue el compromiso planteado al principio de la tanda, podrías resultar estafado. Ese es uno de los grandes riesgos de las tandas en las comunidades hispanas de EE.UU.
Si una persona no sigue el compromiso planteado al principio de la tanda, podrías resultar estafado. Ese es uno de los grandes riesgos de las tandas en las comunidades hispanas de EE.UU.
Foto: Shutterstock

Las tandas son mecanismos de ahorro sumamente populares entre la comunidad de latinos en Estados Unidos. En realidad, son conocidos como tandas por los mexicanos (o cundinas), como pandeiros por los brasileños, como susus por los africanos occidentales y caribeños, e incluso como hui por los asiáticos. En esencia, este tipo de mecanismos pueden definirse sencillamente como círculos de préstamo.

En SoloDinero te explicamos en qué consisten las tandas y por qué son tan conocidas, y utilizadas, por la comunidad hispana en EE.UU.

¿En qué consisten las tandas?

La manera más sencilla de explicar qué son las tandas es explicar cómo funcionan: diez personas (que pueden ser amigos, colegas o incluso familiares) se reúnen y acuerdan pagar $100 dólares a un administrador designado cada dos semanas durante un mes.

Al final del mes, por tanto, el organizador tendrá un fondo de $2,000 dólares, el cual es entregado a una de las personas que ha aportado para la tanda. Este proceso se lleva a cabo durante 10 meses seguidos, hasta que a cada una de las diez personas le haya tocado el monto reunido de $2,000 dólares.

En esencia, si te tocan los $2,000 dólares en el primer mes, la tanda puede verse como un préstamo informal sin intereses.

Si te tocan los $2,000 dólares en el noveno o décimo mes, la tanda funcionaría como una cuenta de ahorros.

En ambos casos, la confianza entre el grupo es el elemento más importante, y, para los latinos, decepcionar a miembros de su comunidad puede llegar a ser incluso peor que una notificación de morosidad de una institución financiera como un banco.

Por supuesto, las tandas conllevan un riesgo obvio: que el primero del grupo en tomar los $2,000 dólares se salga del grupo y no vuelva nunca. En un reportaje elaborado por el portal KQED en el año 2021, un fiscal aclaró que aunque las tandas no están prohibidas por el código penal de California, advirtió que si no se cumple con el compromiso que se hizo al inicio de una tanda determinada, podría haber consecuencias legales.

Por tanto, el riesgo de ser estafado o de que alguien abuse de la confianza de otros está presente en toda tanda y podría ser penado por la ley. No son pocas las historias acerca de personas que pagaron por meses una tanda para luego no ver nada de ese dinero.

No obstante, esta es una situación muy rara, de acuerdo con el antropólogo Carlos Vélez-Ibáñez, antropólogo de la Universidad Estatal de Arizona especializado en el tema y consultado por la National Public Radio (NPR).

Vélez Ibáñez denomina las tandas como asociaciones rotativas de crédito y ahorro.

“Cuando participas en una asociación rotativa de crédito y ahorro, todos conocen tu nombre, saben cuál es tu garantía o colateral social y, por tanto, saben si eres de fiar o no“, aseveró Vélez Ibáñez en el reportaje de NPR.

De esta manera, la comunidad latina, que al momento de llegar a EE.UU. debe enfrentarse a diversas barreras sociales para poder sobrevivir, ve en las tandas la oportunidad de acceder a financiamientos que, de otra forma, serían inaccesibles, contando con su “crédito social” como única moneda de cambio ante sus similares.

También te puede interesar:

El 51% de los latinos en Estados Unidos tienen mucho cansancio por sus empleos, según un informe de Microsoft
Los latinos generan más para la economía de EE.UU. que el PIB de Reino Unido, Francia o India
La mayoría de los jóvenes latinos inician su puntaje de crédito con un promedio muy bajo en EE.UU.: por qué