Las ventas de armas aumentan en vísperas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos

Los temores por el coronavirus, los disturbios civiles y el control de armas, impulsaron las ventas en los últimos tres meses

Las ventas de armas aumentan en vísperas de las elecciones presidenciales en Estados Unidos
Rifles de asalto exhibidos en una armería en Virginia.
Foto: EVA HAMBACH / Getty Images

Las ventas de armas se mantienen fuertes constantes a medida que se acerca el día de las elecciones presidenciales.

El fabricante de armas Sturm, Ruger & Co. informó que sus ingresos aumentaron 53% ($145.7 millones de dólares en el trimestre que terminó el 26 de septiembre) en comparación con el año anterior. Los temores por el coronavirus, los disturbios civiles y el control de armas, impulsaron las ventas en los últimos tres meses, informó Forbes el lunes.

“La demanda de los consumidores no mostró signos de disminuir durante el trimestre, ya que las preocupaciones sobre la protección personal y la defensa del hogar fueron avivadas por disturbios civiles en algunas ciudades de Estados Unidos”, dijo el director ejecutivo Christopher Killoy en un comunicado de la compañía.

También atribuyó el aumento de las ventas “al llamado de algunos a la reducción del presupuestos a cuerpos policiacos y agencias encargadas de hacer que se cumpla la ley”.

Las fuertes ventas han agotado las existencias de inventario de armas de fuego para Sturm, Ruger & Co. y los minoristas en todo Estados Unidos.

“Hay una demanda sin precedentes y los inventarios se mantuvieron significativamente reducidos en todos los niveles”, dijo Killoy. El fabricante agregó que la suspensión de la contratación durante la pandemia ha “obstaculizado nuestra capacidad de aumentar la producción”, aunque la empresa tuvo ganancias de dos dígitos con el aumento de la capacidad de fabricación.

Diversos motivos

Los incidentes de brutalidad policiaca han provocado disturbios civiles en todo el país, incluidos los recientes acontecimientos en Filadelfia después del tiroteo de la policía contra un ciudadano afroamericano, Walter Wallace Jr.

Los compradores de armas están preocupados por los llamados a “desfinanciar a la policía” por parte de Black Lives Matter y otros manifestantes y el presidente Trump ha aprovechado este temor para conseguir apoyo para su campaña de reelección. Todo esto ha llevado a los compradores a visitar las tiendas de armas.

Rommel Dionisio, analista de la industria de armas de Aegis Capital, dijo que las fuertes ventas de Ruger se debieron a “una mayor preocupación de los consumidores con respecto a la seguridad personal y la autodefensa como resultado de los recientes disturbios civiles, protestas generalizadas y pedidos de reducción de fondos para varios departamentos de policía estatales y municipales “.

Los minoristas de armas de fuego dicen que los nuevos compradores, incluidas las mujeres y las personas mayores, compran armas diseñadas para la autodefensa, particularmente pistolas pequeñas, compactas y semiautomáticas, como la línea de pistolas LCP de Ruger. Las municiones se ha agotado en todo el país.

Las verificaciones de antecedentes realizadas por el FBI se dispararon este año, con una cifra récord de 28.82 millones durante los primeros nueve meses. Las verificaciones de antecedentes se realizan cada vez que alguien intenta comprar un arma a un comerciante con licencia federal, que incluye todas las tiendas de armas. Si bien los datos sobre las verificaciones de antecedentes no son los mismos que los de las ventas, sirven para sacar una aproximación.

Sturm, Ruger es uno de los fabricantes de armas más destacados de Estados Unidos y compitie principalmente con Smith & Wesson. Ruger, con sede en Southport, Connecticut, fabrica una variedad de armas, incluidas pistolas de autodefensa como el LCP, rifles de caza como el Hawkeye y rifles de asalto como el AR-556. La caza recibió un impulso durante la pandemia, ya que el distanciamiento social llevó a los estadounidenses a realizar actividades al aire libre.

Otros fabricantes de armas son Glock, Sig Sauer, Daniel Defense, CMMG, Standard Manufacturing y Remington, que se acogió al Capítulo 11 de la protección por bancarrota por segunda vez en septiembre, vendiendo su marca Marlin Firearms a Sturm, Ruger & Co.

La postura presidencial

Hay mucho en juego ahora que se acerca el día de las elecciones. Quien gane la Casa Blanca podría tener un gran impacto en el futuro de la industria de las armas.

El presidente Trump ha sido respaldado por la Asociación Nacional del Rifle y no tiene ningún plan para el control de armas. Los contendientes demócratas, el exvicepresidente Joseph Biden y la senadora Kamala Harris tienen un plan de control de armas relativamente agresivo. Proponen una ampliación de la verificación de antecedentes y una prohibición de la fabricación de armas de asalto, como el AR-556.

“La elección de 2020 es tan fundamental que su influencia en la venta de armas no puede ser exagerada”, dijo Brian Rafn, un analista de la industria de las armas recientemente retirado de Morgan Dempsey y cuya familia posee acciones en Sturm, Ruger.