Lo que tienes que saber si quieres aplicar para un teléfono inteligente gratis en los Estados Unidos

El programa Lifeline del gobierno federal ofrece apoyo en telecomunicaciones a las personas de bajos ingresos

Lifeline busca recortar la brecha tecnológica entre sectores de la población.
Lifeline busca recortar la brecha tecnológica entre sectores de la población.
Foto: Tracy Le Blanc / Getty Images

El gobierno de los Estados Unidos, a través de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés), auspicia el programa Lifeline, dirigido para la población de menores ingresos por medio de subsidios para contar con telecomunicaciones asequibles con descuentos en servicios telefónicos, internet, otro tipo de paquetes integrados según los proveedores participantes en el apoyo e incluso en algunos casos teléfonos inteligentes gratuitos.

El objetivo de Lifeline es combatir la brecha tecnológica entre sectores de la población para garantizar que los consumidores más vulnerables y las ventajas que esto implica en los ámbitos laboral, educativo, de salud, entre otros.

Te puede interesar:

·5 restaurantes de comida rápida con alimentos a menos de $1 dólar 

Para ser elegibles al programa Lifeline, las personas deben contar con un ingreso menor o igual al 135% de la llamada línea de la pobreza establecida por el Departamento de Salud y Recursos Humanos de los Estados Unidos al año, misma que al 2020 está fijada en $12,760 dólares por hogar de un solo integrante más $4,480 dólares por persona adicional, con excepción de Alaska y Hawai. Es decir, alguien podría solicitar el beneficio con un ingreso personal menor a $17,226 dólares anuales, mientras que para una familia de cuatro integrantes, el límite sería de $35,370 dólares al año.

El beneficio de Lifeline se traduce en un descuento mensual en el servicio de internet de banda ancha o de telefonía ya sea fija o móvil, por lo que el apoyo puede aplicarse solo en una de las dos plataformas por familia, mientras que para los casos que son candidatos a recibir un teléfono inteligente, se les otorga un dispositivo de bajo costo con el sistema operativo Android, en el que también se incluyen minutos de llamadas, mensajes de texto, además de 3 gigabytes de datos al mes con el único requisito de usar el teléfono al menos una vez al mes para mantener el servicio activo.

Los candidatos a dicho subsidio pueden también ser beneficiarios de programas de apoyo alimentario como la Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP); de salud, como Medicaid, o de vivienda, por lo que para saber si alguien es elegible para Lifeline se deben consultar los parámetros disponibles en el sitio lifelinesupport.org, mientras que para aplicar al programa, es necesario ingresar al Verificador Nacional.

De acuerdo con estimaciones, más de 40 millones de habitantes en los Estados Unidos no contaban con internet de alta velocidad previo a la pandemia, cifra que se habría incrementado ante los estragos provocados del COVID-19 en la sociedad.