Los 11 factores que sirven para determinar la tarifa de tu seguro de automóvil

Tomar esta información en cuenta, puede hacerte ahorrar algunos cuantos dólares

Los 11 factores que sirven para determinar la tarifa de tu seguro de automóvil
Puedes tirar tu dinero a la basura al comprar un vehículo si no contratas un seguro de automóvil.
Foto: Artyom Kulakov / Pexels

Por su valor, el automóvil es uno de los artículos más costosos, que se encuentran en un riesgo mayor y constante de accidente y robo, por lo que existen los seguros para protegerlos. Pero si comprar un vehículo ya es caro, un seguro para auto no es un consuelo. Te revelamos los 11 factores que sirven para determinar la tarifa de tu seguro de automóvil. Algunos tienen que ver con el lugar donde vives, la condición de tu carro y hasta tus propias habilidades de manejo.

Factores demográficos

1. Género y edad

Debido a que las estadísticas marcan que los jóvenes varones suelen tener más accidentes que mujeres de la misma edad, los hombres tienen tasas más altas en su juventud. Pero esto cambia conforme avanza la edad, debido a que el número de accidentes menores de las mujeres maduras es mayor que el de los hombres.

2. Estado civil

También las estadísticas muestran que las personas casadas suelen ser menos imprudentes para manejar que las solteras. En esto es relevante tu historial como conductor; pero especialmente para los hombres suele ser beneficioso al reducir sus tasas de interés al casarse.

3. Dónde vives

De acuerdo con MoneyCrashers, la mayoría de los accidentes de tráfico ocurren cerca de tu casa, por eso el área donde radiques afecta en gran medida tus tarifas. Entre más gente, más riesgo de accidentes, robos o lesiones. También aplica para los precios de reparación de tu automóvil. Detroit y Filadelfia son dos de las ciudades más caras para asegurar un automóvil.

4. Puntaje de crédito

Las compañías de seguros también toman en cuenta tu puntaje de crédito y, como cualquier préstamo o producto similar, de esta manera se puede determinar tu tasa. Entre menos puntaje, primas de seguro más altas.

5. Profesión

Hay tipos de empleo que, por sus propias características, hacen que las personas se vean forzadas a estar en el camino más tiempo que otros y, con ello, tener más riesgos de accidente. Sólo por mencionar ejemplos, los conductores repartidores o periodistas suelen estar más en la carretera que el piloto de una aerolínea. Definitivamente es un criterio que las aseguradoras pueden considerar para determinar tu prima.

Factores relacionados con el automóvil

6. Calificación de seguridad

Actualmente, cada vehículo tiene una calificación de seguridad para determinar el nivel de protección que le da al cliente. Entonces, entre mayor califique indica que hay menos posibilidades de tener un accidente o sufrir lesiones en él y a la inversa. Bolsas de aire, cinturones de seguridad automáticos y control de tracción son algunos de los mecanismos de seguridad más valorados en un auto para tener un seguro más asequible.

7. Tamaño del automóvil

Los autos más grandes son generalmente más seguros que los autos más pequeños en un accidente. Si a tu vehículo grande le sumamos buenas calificaciones de seguridad, es muy probable que tengas primas más bajas. Pero cuidado, los automóviles con motores más grandes en relación con el tamaño de la carrocería elevaría tu tarifa. Por ejemplo, un automóvil deportivo con motor V8 costará más que uno pequeño con motor V4.

8. Antigüedad del vehículo

La “edad” de tu automóvil indica la probabilidad de que sea reparado o se reemplace en un reclamo. El costo de las reparaciones no varía de un modelo a otro, por lo que en caso de accidente de un carro antiguo es muy probable que salga más caro repararlo que “totalizarlo”. En pocas palabras, un auto nuevo es más difícil de reemplazar, sus reparaciones se consideran más viables y, por ende, puede salir más caro que un auto viejo, por eso sus tarifas de seguro son más altas.

9. Probabilidad de robo

Algunos vehículos son más atractivos para los ladrones que otros. Si no eliges bien tu automóvil y éste se encuentra en la lista de los 10 más robados, ten por seguro que tendrás tasas más altas. Métodos como una alarma u otras funciones antirrobo podrían reducir tu prima.

Hábitos personales de conducción

10. Historial de conducción

Como se mencionó en el punto 2 (véase Estado civil), el historial de manejo es importante a la hora de que las aseguradoras contemplen la prima que te van a cobrar. Si has tenido accidentes (sin importar su gravedad, aunque entre más aparatosos, peor), has recibido multas o realizado reclamaciones de seguro de automóvil anteriores, más probabilidades de reclamo tienes, la compañía no sólo contemplará aumentar su tarifa sino que podría contemplar negarte el servicio.

Como si tú mismo fueras tu propio puntaje, estas características negativas van perdiendo valor conforme pase el tiempo y no las repitas. No es una mancha permanente, por lo que en el transcurso de 3, 5 o 10 años, dependiendo de qué tipo de situaciones hayas tenido en el pasado, es posible que puedas ser aceptado por alguna aseguradora.

11. Actividad de conducción

Algunas empresas pueden modificar su tarifa en función de para qué usas tu automóvil, la distancia que conduces y dónde y cuándo lo haces. Similar al caso de tu profesión, tus propias necesidades que indiquen un uso frecuente de tu vehículo darán como resultado una tarifa un poco más elevada.

Ahora tienes las claves para encontrar un seguro de automóvil con bajas tarifas. Aunque si tuvieras la mala fortuna de que toda tu combinación de factores estuvieran en el otro lado de la moneda, aún así te recomendamos siempre tener un seguro de automóvil. Para ese caso, la única recomendación que te podríamos brindar es el de comparar a las compañías y su cobertura.

También te puede interesar: