Los $300 de Trump son muy poca ayuda y llega tarde, según Goldman Sachs

De acuerdo con la calificadora es poco probable que el nuevo programa respalde significativamente los ingresos de los estadounidenses hasta septiembre

Los $300 de Trump son muy poca ayuda y llega tarde, según Goldman Sachs
Un anuncio contra el presidente Trump en una camión, cerca de la sede de la Convención Nacional Republicana.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

Los analistas de Goldman Sachs calificaron el beneficio de desempleo suplementario de $300 dólares del presidente Donald Trump como “demasiado poco y demasiado tarde” y advirtieron que el gasto de los consumidores podría verse afectado este mes.

En una nota de investigación, citada por el portal CNN Business, Goldman Sachs dijo que el vencimiento del suplemento semanal de $600 dólares a los beneficios del seguro de desempleo a fines de julio, ha afectado significativamente los ingresos personales de millones de estadounidenses en agosto.

“Dados los retrasos en la implementación del programa y el desembolso de fondos, es poco probable que el nuevo programa respalde significativamente los ingresos hasta septiembre”, dijeron analistas.

El Congreso permanece profundamente dividido sobre cuánto apoyo brindará a los aproximadamente 28 millones de estadounidenses desempleados. Los demócratas quieren continuar con los $600 dólares hasta principios del próximo año, mientras que los republicanos del Senado redactaron una medida reducida que proporcionaría un suplemento semanal de $ 300.

El presidente Trump anunció el 8 de agosto que redistribuiría $44 billones de dólares del fondo de ayuda federal por desastres para proporcionar a los desempleados $300 dólares semana.

Pero podrían pasar varias semanas antes de que otros estadounidenses desempleados vean ese dinero, porque los estados tienen que establecer nuevos sistemas para administrar el programa, ya que no es parte del programa tradicional de desempleo.

Goldman Sachs dice que el lapso en los pagos de seguros más grandes resultará en una disminución de aproximadamente $70 billones de dólares en los ingresos personales mensuales en agosto.

Es probable que la parada repentina y el reinicio parcial de los pagos de beneficios complementarios causen un lastre en el poder adquisitivo del consumidor y las ventas minoristas en agosto, dijeron los analistas.

Según la nota, los datos sugieren que las personas desempleadas ya han comenzado a recortar parte de sus gastos después de que expiró el beneficio federal de $600 dólares a fines de julio.