Los demócratas buscan explotar las tensiones entre Trump y los republicanos en las negociaciones por estímulos

Schumer y Pelosi se sienten seguros de que si aguantan, Trump cederá y arrastrará al menos a la mitad de los republicanos del Senado con él

Los demócratas buscan explotar las tensiones entre Trump y los republicanos en las negociaciones por estímulos
Los líderes demócratas se aceran a una victoria política.
Foto: MICHAEL REYNOLDS / EFE

En medio de las negociaciones por el próximo paquete de ayuda para el coronavirus, los demócratas tratan de crear una brecha entre el presidente Donald Trump y los republicanos del Senado.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado Charles Schumer emplean una estrategia de divide y vencerás, con la apuesta de que el afán de Trump por un gran proyecto de ley COVID-19 que impulse la economía anule la propuesta de los republicanos en el Senado, que están muy preocupados por agregar más billones de dólares a la deuda federal, de acuerdo con una nota publicada por Alexander Bolton en The Hill.

Los demócratas dicen que las coincidencias entre la Casa Blanca y el Senado comenzaron a mostrar signos de tensión la semana pasada, después de que los funcionarios de la administración Trump pusieron impulsaron una extensión a corto plazo de la mejora federal de $600 dólares por semana a los beneficios estatales de desempleo que caducaron el viernes.

Los funcionarios de la Casa Blanca también señalaron que Trump estaría dispuesto a llegar a un acuerdo con los demócratas sobre una legislación que no incluía un elemento imprescindible para el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell: la protección legal por cinco años para empresas, escuelas y proveedores de atención médica contra litigios relacionados con coronavirus.

Schumer destacó las divisiones entre los conservadores republicanos de la Casa Blanca y el Senado después de reunirse a puerta cerrada durante una hora y media con el secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, el martes por la tarde.

“No están unidos. Admiten que una gran cantidad de republicanos en el Senado no aprobarán nada y no sabemos dónde está Donald Trump. Dice algo diferente todos los días, pero todavía estamos trabajando duro, paso a paso”, dijo Schumer a los periodistas.

Pelosi predijo el martes que los demócratas prevalecerían en la aprobación de un proyecto de ley a gran escala, a pesar de los esfuerzos de McConnell para evitar que el monto de la ayuda supere el billón de dólares. Los líderes demócratas dicen que el límite propuesto por McConnell está muy por debajo de lo que se necesita para responder a la pandemia.

“¿Somos persistentes? Si. ¿Creemos que podemos obtener el tipo de ayuda audaz y fuerte que Estados Unidos necesita? Lo hacemos ”, dijo Pelosi.

Mnuchin se quejó durante un almuerzo con los republicanos del Senado el martes que Pelosi y Schumer se negaron a ceder desde su posición inicial.

Tras las negociaciones del martes por la tarde, cuando ambas partes dijeron que pretenden llegar a un acuerdo antes de fin de semana, Schumer dijo que los republicanos y los demócratas cedieron un poco.

“Hicieron algunas concesiones, lo cual apreciamos. Hicimos algunas concesiones que apreciaron”, dijo a los periodistas.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, señaló que la Casa Blanca ha demostrado más flexibilidad que McConnell en temas como la mejora federal semanal de $600 dólares a los beneficios estatales de desempleo y las protecciones de responsabilidad relacionadas con el coronavirus.

“Seiscientos dólares a la semana: McConnell salió en contra, Trump estuvo a favor. Inmunidad de responsabilidad, línea roja para McConnell, dijo el presidente. No es una de nuestras prioridades”, dijo Durbin, que señaló algunos de los signos de división entre Trump y los republicanos del Senado.

“McConnell se enfrenta a un grupo que tiene dos fuerzas muy dominantes: 20 (republicanos) que quieren cero, ni un centavo, y una docena de candidatos que miran la reelección. No es una buena tarea “, dijo Durbin sobre el difícil trabajo de McConnell para equilibrar entre los conservadores preocupados por el déficit y los republicanos vulnerables para la reelección que quieren apuntalar la economía inestable.

McConnell dijo a los periodistas que está preparado para aceptar un acuerdo alcanzado entre los funcionarios de la Casa Blanca y los líderes demócratas, incluso si no está completamente satisfecho con el compromiso.

“Estoy preparado para apoyar, incluso si tengo algunos problemas con ciertas partes”, dijo.

Varios republicanos han expresado dudas sobre si se puede contar con Mnuchin y Meadows para mantener la línea contra los demócratas.

McConnell reconoció el viernes que “hay 15-20 de mis muchachos que no van a votar por nada” sobre el alivio del coronavirus.

Los demócratas se sienten seguros de que si aguantan, Trump cederá y arrastrará al menos a la mitad de los republicanos del Senado junto con él para apoyar otro proyecto de ayuda multimillonario que omita el tema de responsabilidad que McConnell ha prometido incluir.

Algunos republicanos temen que la estrategia de los demócratas de esperarlos y contar con que Trump acepte finalmente tendrá éxito.