McDonald’s y Walmart separan sus caminos: La cadena de comida rápida cerrará la mayoría de sus restaurantes en la tienda

Cientos de sucursales que se ubican al interior de los supermercados bajarán la cortina ante el cambio en los hábitos de los consumidores encaminados hacia las compras en línea y pedidos para llevar desde el automóvil

McDonald’s se quedará tan solo con cerca de 150 restaurantes dentro de Walmart.
McDonald’s se quedará tan solo con cerca de 150 restaurantes dentro de Walmart.
Foto: Daniel Pockett / Getty Images

El impacto económico que ocasionó la pandemia por COVID-19 en la industria de la comida rápida ha provocado que las principales empresas de este sector comiencen a realizar ajustes financieros para amortizar las pérdidas provocadas por los cierres y confinamientos derivados del coronavirus, tal es el caso de la cadena de restaurantes McDonald’s, la cual ha decidido cerrar la mayoría de sus sucursales ubicadas al interior de las tiendas Walmart, luego de 30 años de sociedad entre ambas partes.

De acuerdo con información del Wall Street Journal, después de que la cadena de los arcos dorados tuviera alrededor de 1,000 puntos de venta instalados en Walmart, se quedará solo con cerca de 150 establecimientos hacia el final del verano, luego de que la crisis de la pandemia detonara al mismo tiempo las tendencias de consumo hacia las compras en línea y los pedidos para llevar a través del automóvil o drive thru, provocando que el modelo de sucursales en los supermercados perdiera viabilidad financiera.

La opción de consumir alimentos antes o después de realizar las compras en el autoservicio cada vez resulta menos atractiva en la medida de que siguen representando un riesgo adicional para un posible contagio, además de que ya existen más alternativas que compensan esta necesidad entre los consumidores, por lo que otras cadenas del sector como Subway también cerrarán locales al interior de Walmart.

Te puede interesar: Costco reabre gradualmente las áreas de comida en sus almacenes

Si bien la pandemia descolocó a los establecimientos de comida rápida, lo cierto es que muchos de ellos como McDonald’s venían arrastrando una disminución de ganancias en los años previos al coronavirus ante un entorno que cada vez cambia a un ritmo más acelerado y una competencia con mayor participación en la pugna por los clientes.

Apenas en febrero, McDonald’s lanzó su apuesta comercial del año al incorporar al menú su nueva línea de sándwiches de pollo crujiente con precios a partir de los $3.49 dólares, producto estratégico ante con el que buscan recuperar mercado luego de tres años en que vieron reducida su afluencia de clientes en los Estados Unidos.

Por su parte, ante el boquete que dejará la salida de McDonald’s y Subway de sus tiendas, Walmart ya trabaja en otras opciones, entre ellas, la alternativa para rentar dichos locales por conducto de Yum! Brands, compañía propietaria de los restaurantes Taco Bell, KFC y Pizza Hut, los cuales podrían incorporar algunos elementos viables a estos puntos de venta sin el riesgo de que corran con la misma suerte.