Meadows califica como ‘objeción fantástica’ la negativa de Pelosi a negociar el segundo paquete de ayuda económica

El jefe de gabinete atacó a la líder de la Cámara por su falta de voluntad para negociar un acuerdo
Meadows califica como ‘objeción fantástica’ la negativa de Pelosi a negociar el segundo paquete de ayuda económica
Mark Meadows encabeza las negociaciones por el lado de la administración Trump.
Foto: Alex Wong / Getty Images

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, culpó a las negociaciones estancadas sobre el futuro de un segundo paquete de ayuda para el coronavirus a una “objeción de fantasía” de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

En una entrevista con el programa “Meet the Press” de NBC el domingo, Meadows atacó a la líder de la Cámara por su falta de voluntad para responder a una demanda de que los republicanos apoyen un proyecto de ley de $2.2 billones de dólares para la segunda ronda de estímulo económico en respuesta a la pandemia del coronavirus, informó el portal The Hill.

Pelosi y los demócratas de la Cámara de Representantes han señalado que la oferta es más baja que su plan original para una segunda ronda de estímulo de $3 billones.

“Tuve una conversación con la presidenta Pelosi, incluso en su contraoferta de $2.2 billones de dólares. Ella da un número y sin embargo está dispuesta a rechazar $1.3 billones de ayuda para los estadounidenses porque prefiere no ceder en nada… es una objeción de fantasía”, continuó.”

“‘¿Qué representan los 2,2 billones de dólares?'”, dijo Meadows al presentador Chuck Todd, citándose a sí mismo durante una llamada telefónica con el periodista. “¿Sabes cuál fue su respuesta? ‘No te lo voy a decir’. Esa no es una negociación adecuada, o no es algo que los estadounidenses acepten”.

La presidenta de la Cámara de Representantes abordó su conversación con Meadows durante una conferencia de prensa el jueves y les dijo a los periodistas en ese momento que los demócratas no harían más concesiones después de reducir el costo de su oferta en más de medio billón de dólares.

“Hemos dicho una y otra vez que estamos dispuestos a bajarnos y encontrarnos con ellos en el medio. Eso sería $2.2 billones de dólares. Cuando estén listos para hacer eso, estaremos listos para discutir y negociar. No tuve esa impresión en esa llamada”.

“Tienen que moverse. ¿Por qué debería haber un proyecto de ley que tenga mucho menos de lo que la gente necesita? Tenemos esa responsabilidad y ellos simplemente tendrán que aportar más dinero”, agregó la demócrata.