Muchos estadounidenses invirtieron sus cheques de estímulo en la bolsa. Qué recomiendan los expertos

Al ver las ganancias del mercado de valores, algunas personas decidieron invertir su ayuda por desempleo en la bolsa

Muchos estadounidenses invirtieron sus cheques de estímulo en la bolsa. Qué recomiendan los expertos
Muchos estadounidenses han aprovechado su tiempo libre para invertir en la bolsa.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Para millones de estadounidenses, los cheques de estímulo de $1,200 dólares enviados por el gobierno a principios de este año fueron un salvavidas financiero. Para otros, cuyos ingresos no sufrieron daño fue la oportunidad de invertir en los mercados.

Ambos casos reflejan los fuertes contrastes de la economía estadounidense, que ha tenido un récord de 57 millones de solicitudes de desempleo desde mediados de marzo, mientras que el mercado de valores se ha recuperado de los mínimos de marzo y el índice S&P 500 subió a un nuevo máximo la semana pasada,

Algunas personas, al observar las ganancias del mercado, han querido ser parte del mismo. Una investigación de Envestnet Yodlee, una compañía de software, encontró que el comercio fue uno de los usos más comunes del cheque de estímulo de $1,200 dólares.

El segmento de personas que ganan entre $35,000 y $75,000 dólares por año fue el que aumentó el comercio de acciones en un 90% en la semana posterior a recibir sus cheques de estímulo. Aquellos con ingresos anuales entre $100,000 y $150,000 dólares, aumentaron el comercio en un 82%, mientras que las personas que ganan más de $150,000 dólares aumentaron esa actividad en un 50%.

La aplicación para realizar acciones Robinhood también experimentó un repunte en la actividad. “Lo que hemos visto es un aumento en el porcentaje de depósitos de $2,100 o $ 2,400 dólares”, dijo un portavoz de la compañía. “Esto fue alrededor de la semana del 13 de abril, cuando la gente comenzó a recibir sus controles de estímulo”.

Otras empresas, incluidas Betterment y TD Ameritrade, también notaron un cambio en el comportamiento de inversión, aunque no han monitoreado la actividad específicamente relacionada con los cheques de estímulo.

“Desde el inicios del encierro por la pandemia, las personas no han podido hacer otras cosas que normalmente harían, como ver deportes”, dijo Dan Egan, director gerente de finanzas conductuales e inversiones en Betterment, en una nota para el portal CNBC. “Algunas personas utilizan la inversión como una forma de entretenimiento”.

Mucha gente ha utilizado el tiempo extra en casa para prestar atención al mercado, dijo JJ Kinahan, estratega jefe de mercado de TD Ameritrade.

“Nuestras últimas ganancias y las últimas ganancias de nuestros competidores muestran un gran aumento en la cantidad de personas que participan en el mercado y comienzan a involucrarse”, dijo Kinahan.

Las empresas registraron ingresos comerciales récord impulsados ​​por tarifas de comisión más bajas, otro factor que también ha impulsado la actividad de los inversores.

Recientemente, los clientes de TD Ameritrade se han sentido atraídos por invertir en marcas familiares. Microsoft, Apple y Tesla estuvieron entre las acciones más populares que compraron en julio. En particular, Tesla superó la marca de $2,000 dólares por acción la semana pasada.

“Existe el riesgo de que las percepciones del público puedan distorsionar el precio de las acciones de la empresa”, agrega Egan. “Tener una base de fans muy aprehensiva puede presionar constantemente el precio para que suba”.

Eso destaca un riesgo que los inversores deben tener en cuenta: apegarse demasiado a los nombres de empresas que aman. “Es como los deportes”, señala Egan, “las preguntas de si quieres que tu equipo local gane o si crees que realmente ganará”.

“Si quieres ganar dinero, mucha gente debería apostar contra su equipo, pero se siente muy mal”, apunta Egan. “Así que mucha gente en realidad no lo hace”.

Cuando se trata de invertir, se aprenden muchas lecciones cuando ya se han cometido errores. “Es una matrícula muy cara de pagar”, puntualiza Egan.

¿Cómo evitar esas lecciones dolorosas?

Infórmese. “Lo hermoso del mercado es que es diferente cada día”, dice Kinahan. Empiece por estudiar uno o dos productos, ya sean fondos negociables en bolsa o acciones individuales. “Primero, conozca esos productos y luego amplíe sus horizontes”, señalá JJ Kinahan, estratega jefe de mercado de TD Ameritrade.

Considere jugar a invertir. Antes de poner a trabajar el efectivo real, elija algunas estrategias y vea cómo lo haría hipotéticamente. “Es un buen lugar para comenzar solo para aprender la mecánica del mercado”, agrega.

Esté preparado para perder. “Una vez que esté listo para poner dinero real a trabajar, configure una cuenta solo con una cantidad que estaría dispuesto a perder”, agrega Dan Egan, director gerente de finanzas conductuales e inversiones en Betterment.

Es importante destacar que debes destinar un capital después de haber financiado completamente tu jubilación y otros grandes objetivos. “Si eres realmente bueno en eso, se hará más grande y valdrá cada vez más como porcentaje de tu cartera general”, dijo Egan.

Empieza en pequeño. Al operar con acciones, lo ideal es comprar barato y vender caro. Elegir el momento adecuado puede resultar complicado, incluso para los profesionales. “Empiece más pequeño de lo que cree que puede tomar”, dice Kinahan. “Si tiene 300 acciones para comprar, comience con solo 100 y vea cómo funciona. Comprar en incrementos puede ayudarlo a determinar cuál debería ser su precio objetivo promedio”.

Sea realista. “Es difícil vencer a los inversores profesionales, que tienen herramientas, tecnología y educación de alto nivel de su lado”, agrega Egan. “Si estás buscando ganar dinero extra, operar con acciones podría no ser la mejor manera. Si gana un 1% adicional al año negociando $10,000 dólares en acciones, eso solo son $100 dólares. Otros esfuerzos, como aprender una nueva habilidad, establecer una actividad secundaria o descubrir cómo ganar más dinero en su trabajo, probablemente le reportarán más dinero”, finaliza Egan.