Negociaciones por el cheque estímulo: ¿Por qué se habla de un ‘trágico impasse’ tras la llamada entre Pelosi y Meadows?

Negociaciones por el cheque estímulo: ¿Por qué se habla de un ‘trágico impasse’ tras la llamada entre Pelosi y Meadows?
Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, no lograron destrabar las negociaciones sobre el segundo paquete de ayuda por el coronavirus, luego de una extensa llamada que sostuvieron el jueves.

Luego de la llamada telefónica de 25 minutos, Pelosi emitió un comunicado en el que afirmó: “Esta conversación dejó en claro que la Casa Blanca continúa ignorando las necesidades del pueblo estadounidense mientras la crisis del coronavirus devasta vidas y medios de vida”.

La líder demócrata dijo que las partes se encontraban en un “trágico callejón sin salida” después de que la administración Trump nuevamente no cumplió con su demanda de duplicar el precio de su propuesta de ayuda a $2.2 billones de dólares.

“Los demócratas están dispuestos a reanudar las negociaciones una vez que los republicanos comiencen a tomar este proceso en serio. Están en juego vidas, medios de subsistencia y la vida de nuestra democracia ”, dijo la demócrata de California en el comunicado.

Meadows no se ha pronunciado al respecto.

Las negociaciones entre los demócratas, lideradas por Pelosi y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, y la Casa Blanca, liderada por Meadows y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, colapsaron a principios de este mes en medio de desacuerdos sobre la ayuda por desempleo, el alivio del gobierno estatal y local y la financiación escolar, entre otros. cuestiones. El Congreso no aprobó un quinto paquete para tratar de combatir las crisis de salud y económicas creadas por la pandemia, incluso después de que expiraran un beneficio de desempleo adicional de $600 por semana, una moratoria federal de desalojo y la oportunidad de solicitar un programa de préstamos para pequeñas empresas.

Mientras Pelosi impulsa un enfoque más amplio del estímulo, los republicanos elaboran un proyecto de ley más estrecho que pronto darán a conocer en el Congreso, dijeron las fuentes a CNBC. El plan, que costaría aproximadamente $500 mil millones de dólares, abordaría el seguro de desempleo, una nueva autorización para préstamos para pequeñas empresas, financiamiento escolar y pruebas, tratamiento y vacunas de COVID-19.

Dado que los demócratas controlan la Cámara, es probable que el proyecto de ley no sea aprobado por ambas cámaras del Congreso.

Tras la interrupción de las conversaciones, el presidente Trump tomó una serie de órdenes ejecutivas limitadas y potencialmente inconstitucionales para abordar la crisis. Entre otras cosas, permitieron a los estados ofrecer beneficios de desempleo mejorados de al menos $300 por semanales durante varias semanas.

Al presionar por un enfoque radical hacia una mayor ayuda para el coronavirus, los demócratas han citado comentarios del presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, que ha advertido que la falta de estímulo fiscal podría poner en peligro la recuperación económica de Estados Unidos.

La Cámara regresó de su receso de agosto durante el fin de semana para aprobar un proyecto de ley para inyectar dinero en el Servicio Postal (USPS), pero Pelosi rechazó las sugerencias de su grupo parlamentario para aprobar una legislación independiente que restablezca el beneficio de desempleo de $600 dólares por semana.

Cuando el Congreso regrese a sus funciones en septiembre, Pelosi no solo tendrá que considerar los planes de alivio del coronavirus, sino también las medidas de financiamiento para evitar un colapso del gobierno a fines de mes.