No hay vuelta atrás: el comercio electrónico despegó durante la pandemia y se mantendrá

Las ventas de comercio electrónico en Estados Unidos aumentarán un 18% este año; a nivel global, casi igualarán ese ritmo de expansión
No hay vuelta atrás: el comercio electrónico despegó durante la pandemia y se mantendrá
Amazon es el gran ganador de la pandemia.
Foto: INA FASSBENDER / Getty Images

La crisis del coronavirus ha creado un nuevo orden en el mundo del comercio mundial y, por ejemplo, ha dividido a las empresas en dos grupos: los que tienen negocios de comercio electrónico en funcionamiento y los que no. Muchos de los que no se han actualizado no sobrevivirán.

La pandemia obligó a Amazon a contratar más trabajadores para fortalecer sus cadenas de suministro. La empresa propiedad de Jeff Bezos ha emergido más fuerte que nunca y superó las expectativas de ventas de Wall Street.

Otros minoristas que invirtieron mucho en comercio electrónico antes de la pandemia también están prosperando. Walmart es un ejemplo, pero hay otras historias de éxito menos esperadas.

Ikea, que es mejor conocido por sus grandes almacenes, informó un aumento del 45% en las ventas en línea durante los 12 meses hasta agosto.

En las filas de los menos afortunados están empresas que no adoptaron por completo el modelo de ventas en línea o que dependían demasiado de sus tiebdas en los centros comerciales. J. Crew, Brooks Brothers, Sur La Table y el propietario de Men’s Wearhouse, Tailored Brands, se han declarado en bancarrota en los últimos meses. La compañía detrás de Pringle y Harris Tweed también corre el riesgo de colapsar.

¿Los consumidores seguirán comprando en línea una vez que la pandemia sea menor?

Las ventas de comercio electrónico en Estados Unidos aumentarán un 18%, aproximadamente a $710 billones de dólares este año, estimó la firma de investigación eMarketer en junio. Las ventas globales casi igualarán ese ritmo de expansión, aumentando un 16.5% a $3.9 trillones de dólares.

Existe alguna evidencia preliminar de que los consumidores no volverán a sus viejas costumbres. Un artículo de investigación de McKinsey a principios de este año dijo que las tendencias en China sugieren que entre tres y seis puntos porcentuales de participación de mercado ganada por los canales en línea se mantendrá.

Cuanto más se prolongue la pandemia, es más probable que los consumidores se queden con sus nuevos hábitos. Las empresas se apresuran a adaptarse.

“Estamos viendo un conjunto mucho más amplio del ecosistema minorista que realmente considera el comercio electrónico como una prioridad y ​​eso ciertamente ha aumentado con la pandemia”, dijo Bill Ready, presidente de comercio de Google, en una entrevista con CNN Business.

“Los consumidores han cambiado drásticamente sus compras en línea durante los últimos seis meses y se adaptan a algunas innovaciones del comercio electrónico, como la recolección en la acera en grandes cantidades”.

Google ha acelerado sus propios planes de comercio electrónico en respuesta a la pandemia, dijo Ready. El gigante de las búsquedas ahora permite a los minoristas de Europa, Medio Oriente y África publicar productos en su pestaña de compras de forma gratuita, después de hacer lo mismo a principios de este año en los Estados Unidos.

Hay mucho en juego, especialmente para las pequeñas empresas que tardaron en comenzar y ahora tratan desesperadamente de ponerse al día.

“Anteriormente, muchos minoristas decían, ‘bueno, el comercio electrónico es una parte relativamente pequeña del negocio en general, tal vez el 10%’. Ahora, eso ha crecido hasta un 30% o más del 40% para muchos”.

Incluso los gigantes del comercio electrónico no pueden permitirse un paso en falso. Los inversores estarán observando de cerca a Amazon cuando celebre su Prime Day anual.

Se espera que el evento, que se llevará a cabo aproximadamente tres meses más tarde de lo habitual, genere casi $10 biillones de dólares en ventas globales para Amazon, un 43% más que el año pasado, según eMarketer.