Para cubrir miles de vacantes, empresas de informática buscan talento entre inmigrantes

Las empresas estadounidenses publicaron 1.36 millones de vacantes para puestos relacionados con la informática en 2020; los inmigrantes constituían el 25% de la fuerza laboral informática en 2019

Para cubrir miles de vacantes, empresas de informática buscan talento entre inmigrantes
Ante la crisis laboral, los inmigrantes con preparación académica relacionada con la informática podrían tener más oportunidades laborales.
Foto: FREDERIC J. BROWN / Getty Images

Estados Unidos no tiene suficientes trabajadores altamente calificados para satisfacer la demanda de trabajos relacionados con la informática, por lo que los empleadores buscan talento inmigrante para ayudar a llenar ese vacío, de acuerdo con un reporte del grupo bipartidista de investigación de inmigración New American Economy (NAE), que agregó que por cada trabajador informático o matemático desempleado en el país en 2020, hubo más de siete ofertas de trabajo para ocupaciones relacionadas con la informática.

“Una política más matizada y receptiva en torno a la inmigración basada en el empleo podría ser una forma de ayudar a Estados Unidos a recuperarse más rápida y sólidamente de la pandemia y de las futuras crisis y perturbaciones económicas”, dijo el informe.

El estudio se ha dado a conocer cuando las ofertas de trabajo en Estados Unidos coinciden con el desempleo persistente, lo que sugiere un desajuste en la oferta y la demanda de trabajo. La Cámara de Comercio lanzó la semana pasada una campaña pidiendo un aumento en la inmigración basada en el empleo para abordar la escasez de trabajadores.

NAE, que fue fundada por el multimillonario Mike Bloomberg, analizó datos de solicitudes de certificación laboral para trabajadores calificados nacidos en el extranjero, cifras de desempleo de la Oficina de Estadísticas Laborales y datos de ofertas de trabajo del sitio web Burning Glass Technologies.

Las empresas estadounidenses publicaron 1.36 millones de vacantes para puestos relacionados con la informática en 2020, según el análisis de NAE. Sin embargo, el año pasado sólo había 177,000 trabajadores desempleados en ocupaciones de informática y matemáticas, según descubrió NAE, con datos del Departamento de Trabajo.

“Incluso algo tan poderoso, traumático y sin precedentes como la pandemia no hizo mella en la demanda de talento altamente calificado”, dijo Dick Burke, presidente y director ejecutivo de Envoy Global, una firma de servicios de inmigración que fue coautor del estudio.

Los empleadores buscaron trabajadores inmigrantes altamente calificados para cubrir la escasez de mano de obra durante la pandemia, pero solo se presentaron 371,641 solicitudes de mano de obra extranjera para trabajos relacionados con la informática en 2020

Estados Unidos depende desproporcionadamente del talento nacido en el extranjero para trabajos relacionados con la informática. Los inmigrantes constituían el 25% de la fuerza laboral informática en 2019, según el análisis de NAE con los datos del censo, en comparación con el 17.4% de la fuerza laboral en general, según el Departamento de Trabajo .

“La evidencia en este informe reafirma la idea de que hay una gran necesidad de trabajadores relacionados con la informática que no están siendo abordadas por la política de inmigración actual en los Estados Unidos”, dijo Andrew Lim, director de investigación cuantitativa en NAE.

Siete de los 10 trabajos de más rápido crecimiento para los trabajadores inmigrantes, medidos por las Solicitudes de Certificación Laboral, estaban relacionados con la informática.

Un estudio de 2020 de datos gubernamentales realizado por la National Foundation for American Policy, que no es partidista, encontró que una mayor proporción de titulares de visas H-1B, la autorización para trabajadores inmigrantes altamente calificados, en una ocupación determinada redujo la tasa de desempleo y aumentó la tasa de crecimiento de los ingresos para los trabajadores nacidos en Estados Unidos.

“No hemos renovado nuestras categorías de inmigración legal, incluida la inmigración de negocios, desde 1990. Algunas de esas categorías no están alineadas con nuestras necesidades hoy”, dijo Stephen Yale-Loehr, profesor de derecho de inmigración en la Facultad de Derecho de Cornell. que no participó en el estudio NAE.

“La pandemia ha exacerbado esas inconsistencias porque las personas que se necesitan desesperadamente para reiniciar varios negocios no han podido ingresar a los Estados Unidos”, dijo Yale-Loehr.