Pelosi y Mnuchin retoman conversaciones por el cheque estímulo; monto de ayuda a estados mantiene el desacuerdo

La ayuda a gobiernos estatales y locales mantiene tensas las conversaciones por un nuevo paquete de ayuda

Pelosi y Mnuchin retoman conversaciones por el cheque estímulo; monto de ayuda a estados mantiene el desacuerdo
Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.
Foto: Alex Wong / Getty Images

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, retomaron las conversaciones por un nuevo acuerdo para sacar adelante un paquete aconómico para enfrentar las consecuencias del coronavirus este miércoles por la mañana, pero nuevamente no llegaron a un acuerdo.

La pareja habló por teléfono y tuvo discusiones “productivas” sobre las propuestas de ayuda presentadas durante el fin de semana, dijo el portavoz de Pelosi, Drew Hammill, en un tuit. Agregó que “un punto importante de desacuerdo sigue siendo que la Casa Blanca no comprende la necesidad de un plan de prueba estratégico nacional” contra el COVID-19.

Pelosi y Mnuchin, los negociadores principales en las conversaciones sobre ayuda entre la Casa Blanca y los demócratas del Congreso, volverán a hablar el jueves. Mnuchin dijo el miércoles que él y Pelosi “tuvieron una discusión exhaustiva sobre muchos temas”.

“Continuamos avanzando en ciertos temas, pero en otros aún estamos muy separados”, dijo en la Conferencia Global del Milken Institute.

El secretario del Tesoro, quien durante el fin de semana instó al Congreso a permitir que las empresas accedan a un segundo préstamo del Programa de Protección de Cheques de Pago de $130 billones en fondos no utilizados, dijo que el “enfoque de todo o nada” en la legislación “no tiene sentido” y admitió que “hacer algo antes de las elecciones y ejecutarlo sería difícil”.

Los negociadores han hecho un último esfuerzo para llegar a un acuerdo de estímulo antes de las elecciones de 2020. Pero las posibilidades de que el Congreso apruebe nueva ayuda antes del 3 de noviembre se han reducido a medida que el Senado, en manos de los republicanos, presiona para votar un plan más estrecho que el propuesto por la Casa Blanca o los demócratas.

Si bien Trump canceló las conversaciones hasta después de las elecciones, cambió de rumbo mientras enfrenta una dura lucha para quedarse un segundo mandato en la Casa Blanca. Pelosi, cuyo partido aprobó un proyecto de ley de auxilio de $2.2 trillones de dólares en la Cámara, ha descartado la última propuesta de la Casa Blanca por $1.8 trillones de dólares.

El principal punto de desencuentro es la ayuda federal a los estados. Los demócratas han propuesto $436 billones en ayuda para los gobiernos estatales y locales, que han recortado servicios esenciales a medida que enfrentan mayores costos y menores ingresos durante la pandemia. Mnuchin sólo ofreció $300 billones.

Trump volvió a criticar la ayuda estatal y local el miércoles. Dijo que quiere “ver a los demócratas relajarse un poco” porque “todo lo que quieren hacer es rescatar a sus ciudades y estados mal administrados”.

La Asociación Nacional de Gobernadores, bipartidista, ha pedido repetidamente al Congreso $500 billones más en ayuda. Mnuchin señaló el miércoles que los gobiernos que despiden a empleados, como bomberos, “tendrían un costo para el gobierno federal en el desempleo, pero también un costo para la economía”.

El proyecto de ley de los demócratas también restablece el seguro federal de desempleo mejorado de $600 dólares semanales hasta enero. La propuesta de la Casa Blanca establecería un beneficio semanal de sólo $400 dólares hasta la tercera semana de enero.