Pérdidas permanentes: Sólo el 37% de los trabajadores suspendidos en marzo regresaron a sus puestos de trabajo en julio

Solo el 14% de los trabajadores recontratados ganan la misma cantidad de dinero que antes de la crisis

Pérdidas permanentes: Sólo el 37% de los trabajadores suspendidos en marzo regresaron a sus puestos de trabajo en julio
Bailarinas y trabajadores desempleados se manifiestan en Las Vegas.
Foto: BRIDGET BENNETT / Getty Images

Un número creciente de empleos perdidos debido a la pandemia desaparecerán para siempre. Un nuevo análisis de los datos de nómina publicado por la consultora Gusto encontró que menos de la mitad de los empleados que recibieron un permiso temporal han regresado al trabajo desde marzo ,y a menudo, con un sueldo inferior al que ganaban antes de la crisis.

Los hallazgos muestran que solo el 37% de los trabajadores que fueron “descansados” en marzo y el 47% de los despedidos en abril regresaron a sus trabajos en julio. A una cuarta parte de los trabajadores que fueron recontratados se les recortó el salario en un 10% o más.

Solo el 14% de los trabajadores que regresaron al trabajo ganan la misma cantidad de dinero que ganaban anteriormente.

De los millones de trabajadores que quedaron sin empleo entre marzo, cuando el brote de COVID-19 provocó un cierre sin precedentes de la economía del país, y junio, el 22% fueron despedidos permanentemente.

El informe de empleos de julio del Departamento de Trabajo publicado a principios de agosto mostró que los empleadores agregaron 1.8 millones de empleos el mes pasado, lo que hizo que la tasa de desempleo bajara al 10.2%.

Si bien julio marcó el tercer mes consecutivo de crecimiento del empleos, hasta ahora la economía ha vuelto a agregar menos de la mitad (alrededor del 42%) de los 22 millones de empleos que perdió durante la pandemia. Las pérdidas permanentes alcanzaron los 2.9 millones en julio, mostró el informe, retomado por Fox Business.

Miles de trabajadores están pesimistas sobre sus probabilidades de regresar al trabajo: casi la mitad de los estadounidenses cuyas familias experimentaron un despido durante la pandemia piensan que la pérdida del empleo será permanente, lo que podría significar que aproximadamente 10 millones de trabajadores necesitan encontrar un nuevo empleador, según una encuesta de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research.

La renovada amenaza de despidos permanentes surge apenas unas semanas después de que expiraran los $600 dólares de ayuda semanales en beneficios laborales, parte de la Ley CARES.

El presidente Trump firmó una orden ejecutiva el 8 de agosto por medio de la cual restauraba parcialmente la ayuda federal a $300 dólares por semana. Hasta ahora, 34 estados han sido aprobados para ofrecer el beneficio, pero solo cinco han comenzado a distribuirlo a los trabajadores despedidos.

La ayuda durará hasta que se agote el dinero del fondo, o hasta el 6 de diciembre de 2020, según el memorando ejecutivo. El Comité para un Presupuesto Federal Responsable estima que el dinero durará unas cinco semanas.