Planes de retiro y jubilación: cuáles son los cambios que pretende hacer el Congreso

La Cámara de Representantes han presentado sendas propuestas. Conócelas a detalle y mira cuál puede ser más conveniente para tu retiro.

Planes de retiro y jubilación: cuáles son los cambios que pretende hacer el Congreso
Los jubilados tendrán más opciones para su retiro.
Foto: Michael Steele / Getty Images

Menos de dos años después de que la Ley Segura (Secure Act) introdujera cambios significativos en el sistema de jubilación, es posible que haya más modificaciones. Dos proyectos de ley bipartidistas similares, uno en la Cámara y otro en el Senado, tienen como objetivo basarse en esa legislación de 2019 como una forma de reforzar las filas de ahorradores y aumentar la seguridad de la jubilación. Si bien las medidas se encuentran en las primeras etapas del proceso legislativo, los observadores esperan que haya algún movimiento al respecto en los próximos meses.

Sin embargo, dijo, las diferencias entre los proyectos de ley deberían resolverse. Y cómo compensar las pérdidas de ingresos resultantes podría ser un punto de fricción.

“El proyecto de ley de la Cámara de Representantes tiene algunos ‘pagos’”, dijo Paul Richman, director de asuntos gubernamentales y políticos del Insured Retirement Institute. “El proyecto de ley del Senado no tiene ninguno, pero eso podría cambiar”.

Llamada Ley de Asegurar una Jubilación Sólida, y apodada “Secure 2.0”, el proyecto de ley de la Cámara recibió la aprobación unánime el mes pasado del Comité de Medios y Arbitrios. Sus promotores son el presidente del panel, Richard Neal (D) y el republicano Kevin Brady.

El proyecto de ley del Senado, llamado Ley de Ahorro y Seguridad para la Jubilación y promovido por los senadores Ben Cardin (D) y Rob Portman (R) aún no ha recibido la atención del comité, pero se espera que lo haga el próximo mes, según una persona familiarizada con el proyecto de ley.

“La perspectiva es positiva”, dijo Timothy Lynch, director senior del bufete de abogados Morgan Lewis. “Hay apoyo bipartidista, por lo que es probable que se tomen medidas más temprano que tarde”.

Estas son algunas de las principales disposiciones de las dos propuestas:

Deudas de préstamos estudiantiles y ahorros para la jubilación
La mayoría de las empresas que ofrecen planes 401 (k) igualarán sus contribuciones hasta una cierta cantidad, por ejemplo, una igualación del 100% para el primer 3% que usted contribuya, con una igualación del 50% para el siguiente 2%. Para los trabajadores cuya deuda de préstamos estudiantiles les impide poner dinero en sus cuentas de jubilación, significa perder el dinero de la empresa.

Las medidas de la Cámara y el Senado permitirían a los empleadores hacer contribuciones a los planes 401 (k) (y planes laborales similares) en nombre de los empleados que pagan préstamos estudiantiles, en lugar de contribuir a su plan de jubilación.

“Este tema no tiene mucho acuerdo bipartidista”, dijo Lynch. “Este sería un paso para intentar ayudar”.

Contribuciones de puesta al día
La ley actual permite que los ahorradores de 50 años o más hagan las llamadas contribuciones de recuperación a sus ahorros para la jubilación. Además de los límites de contribución anual estándar, $19,500 dólares para planes 401 (k) y $ 6,000 para cuentas de jubilación individuales en 2021, aquellos que califiquen pueden poner $6,500 adicionales en su 401 (k) o $1,000 en su IRA.

Contribuciones de puesta al día
La ley actual permite que los ahorradores de 50 años o más hagan las llamadas contribuciones de recuperación a sus ahorros para la jubilación. Además de los límites de contribución anual estándar, $19,500 dólares para planes 401 (k) y $ 6,000 para cuentas de jubilación individuales en 2021, aquellos que califiquen pueden poner $6,500 adicionales en su 401 (k) o $1,000 en su IRA.

Tanto el proyecto de ley de la Cámara como el del Senado apuntan a expandir esos montos, aunque los detalles difieren un poco.

El proyecto de ley de la Cámara ajustaría los montos anuales de recuperación en función de la inflación y ampliaría la recuperación del 401 (k) a $10,000 dólares para personas de 62, 63 o 64 años. Los trabajadores inscritos en los llamados planes SIMPLE recibirían $5,000 en contribuciones de recuperación, frente a los actuales $3,000 dólares.