¿Por qué el 75% de propietarios de acciones no estarán sujetos al impuesto a las ganancias de capital sugerido por Biden?

Si no ganas $1 millón de dólares al año, no tienes que preocuparte por este impuesto adicional; tampoco los inversionistas extranjeros

Muchos inversionistas están nerviosos con el plan tributario de Biden.
Muchos inversionistas están nerviosos con el plan tributario de Biden.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Aproximadamente el 75% de los inversores en acciones de Estados Unidos no estarían sujetos a un aumento en la tasa impositiva sobre las ganancias de capital debido al tipo de cuentas que poseen, según un reporte UBS Wealth Managment.

La nueva propuesta fiscal de Biden elevaría los impuestos de los más ricos por encima del 43% sobre las ganancias de capital y se aplicaría a los rendimientos de las inversiones en acciones y otros activos mantenidos durante más de un año. Sin embargo, mucha gente estaría protegida ante esa medida.

¿Por qué? Alrededor del 75% de los inversores poseen acciones estadounidenses en cuentas que no están sujetas a un impuesto a las ganancias de capital. Además, si no ganas $1 millón de dólares al año, no tienes que preocuparte por este impuesto adicional.

Muchos inversores tienen cuentas de jubilación individuales y planes de jubilación en su lugar de trabajo, como planes 401 (k). Las donaciones y los inversores extranjeros tampoco pagan impuestos sobre las ganancias de capital.

“Si el estadounidense promedio posee acciones, fondos mutuos de acciones o fondos cotizados en bolsa en un plan [de jubilación] calificado, no tiene ningún impacto”, señala Paul Auslander, planificador financiero certificado y director de planificación financiera de ProVise Management Group.

¿Qué hay de los demás? El 25% restante de los inversores tiene acciones en cuentas de corretaje gravables que sí estarían sujetas al impuesto sobre las ganancias de capital. Sin embargo, un aumento de impuestos tampoco se aplicaría necesariamente a todas estas cuentas.

Se espera que la medida de Biden afecte a los contribuyentes cuyos ingresos superen el millón de dólares cada año. Aproximadamente unos 540,000 contribuyentes tenían ingresos más altos que eso en 2018, según los datos más recientes del IRS. Representan el 0.3% de los 154 millones de personas que presentaron declaración de impuestos para ese año.

Pero hay un detalle. El plan de aumento de impuestos a las ganancias de capital podría volverse retroactivo legalmente. Se espera que Biden publique la propuesta como una forma de financiar el gasto en el American Family Plan Act, que se espera tenga un costo de alrededor de $1 trillón de dólares.

La propuesta podría cambiar cambiar durante las negociaciones en el Congreso. Por ejemplo, UBS espera que los legisladores aprueben una tasa impositiva a las ganancias de capital a largo plazo del 28% en lugar del 39.6%, que con los impuestos locales la eleva al 43%..

Los inversores que no estén seguros de si su inversión está sujeta al impuesto sobre las ganancias de capital pueden consultar el título de su cuenta, dijo Auslander. Del mismo modo, las donaciones y los inversores extranjeros, no deben impuestos sobre las ganancias de capital.

Las donaciones, por ejemplo, suelen estar en manos de organizaciones exentas de impuestos como las universidades. De manera similar, los ciudadanos no estadounidenses que compran acciones deben impuestos sobre las ganancias de sus inversiones. Sin embargo, lo hacen bajo un mecanismo y régimen tributario diferente al impuesto a las ganancias de capital. El impuesto total depende de los tratados que tengan los países con Estados Unidos.

Las casas de bolsa generalmente retienen el monto cuando los inversionistas extranjeros venden acciones y otros activos; luego, la empresa paga la cantidad al gobierno de los Estados Unidos.