La nueva propuesta fiscal de Biden elevaría los impuestos de los más ricos por encima del 43%

El aumento de las ganancias de capital recaudaría $370,000 millones durante una década, según una estimación del Centro de Política Fiscal de Urban-Brookings

El aumento de impuestos del presidente Biden tiene preocupados a los inversionistas.
El aumento de impuestos del presidente Biden tiene preocupados a los inversionistas.
Foto: STEFANI REYNOLDS / EFE

El presidente Joe Biden propondrá una tasa impositiva sobre las ganancias de capital del 39,6% para ayudar a pagar el gasto de sus programas sociales. Para aquellos inversionistas que ganan $1 millón de dólares o más, la nueva tasa máxima, junto con una sobretasa existente por los ingresos por inversiones, podría llegar al 43.4%. La nueva tasa marginal de 39.6% sería un aumento de la tasa base actual de 20%, confiaron a Bloomberg personas cercanas a la negociación que pidieron el anonimato, porque el plan aún no es público.

A la nueva tasa se sumaría el impuesto del 3.8% sobre los ingresos por inversiones que financia el Obamacare, lo que elevaría la tasa impositiva sobre los rendimientos de los activos financieros más que las tasas sobre algunos ingresos salariales.

Wall Street no tomó de manera positiva la noticia. El índice S&P 500 cayó un 0.9% al cierre, mientras que los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años cayeron al 1.54% desde un máximo de 1.59%.

La propuesta podría revertir una vieja disposición del código tributario que grava los rendimientos de la inversión más bajos que el trabajo. Biden hizo campaña para igualar las ganancias de capital y las tasas de impuestos sobre la renta para las personas adineradas, con el argumento de que es injusto que muchos de ellos paguen tasas más bajas que los trabajadores de clase media.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo: “Todavía estamos analizando cómo son los pagos”. Se espera que Biden publique la propuesta la próxima semana como parte de los aumentos de impuestos para financiar el gasto social en el próximo American Family Plan Act.

Otras medidas que la administración Biden ha discutido en las últimas semanas incluyen reformar el impuesto al patrimonio para los ricos. El presidente advirtió que aquellos que ganan más de $400,000 dólares anuales podrían pagar más en impuestos. La Casa Blanca ya ha puesto en marcha planes para incrementar los impuestos corporativos que van a financiar el American Jobs Plan, centrado en la infraestructura.

Los republicanos han insistido en mantener los recortes de impuestos de 2017 implementados por el ex presidente Donald Trump y argumentaron que el marco actual de ganancias de capital fomenta el ahorro y promueve el crecimiento económico a futuro.

“Reducirá la inversión y provocará desempleo”, dijo sobre la propuesta de Biden Chuck Grassley, de Iowa, uno de los principales republicanos en el Comité de Finanzas del Senado y ex presidente de ese panel.

Los legisladores republicanos pidieron el jueves reutilizar fondos de ayuda pandémica previamente asignados y no utilizados para ayudar a pagar su plan de infraestructura.

Biden detallará el American Family Plan Act en un discurso conjunto ante el Congreso el 28 de abril. Está previsto que incluya nuevos gastos en niños y educación, incluida una extensión temporal de un crédito tributario por hijos ampliado que daría a los padres hasta $300 dólares por mes para niños pequeños y $250 para los de seis años o más.

La propuesta fiscal de Biden terminaría efectivamente con los beneficios de intereses acumulados para los administradores de fondos que ganan más de $1 millón de dólares, porque no podrían pagar tasas más bajas de ganancias de capital. Aquellos que ganan menos aún pueden reclamar la exención fiscal, a menos que el presidente derogue la disposición fiscal por completo.

El aumento de las ganancias de capital recaudaría $370,000 millones durante una década, según una estimación del Centro de Política Fiscal de Urban-Brookings, basada en la plataforma de campaña de Biden.

Para los que ganan más de $1 millón en estados con impuestos altos, las tasas sobre las ganancias de capital podrían estar por encima del 50%. Para los neoyorquinos, la tasa combinada de ganancias de capital estatales y federales podría llegar al 52.22% y para los californianos, podría ser del 56.7%.

Los demócratas han dicho que las tasas actuales de ganancias de capital ayudan en gran medida a las personas con mayores ingresos que obtienen sus ingresos a través de inversiones en lugar de salarios, lo que resulta en tasas impositivas más bajas para las personas ricas que para las personas a las que emplean.