¿Por qué ‘el control del Senado’ impacta más en la bolsa de valores que lo que suceda con la presidencia?

Cuando los republicanos han dominado la Cámara Alta, los rendimientos del S&P 500 han sido hasta 15% más altos que cuando los demócratas tienen el 'control'

¿Por qué ‘el control del Senado’ impacta más en la bolsa de valores que lo que suceda con la presidencia?
Los inversores apuestas más por los republicanos para liderar el Senado.
Foto: JOHANNES EISELE / Getty Images

La batalla por ganar el control del Senado será reñida en estados clave y puede ser más importante para el futuro de la bolsa de valores que la presidencia.

“El control del Senado históricamente está asociado con la mayor diferencia en los rendimientos de dos años y los alcistas prefieren el control del Partido Republicano”, escribió un equipo de analistas de Wells Fargo Securities codirigido por Christopher Harvey.

De acuerdo con una nota publicada por Fox Business, los republicanos han ocupado el Senado en 12 de los últimos 36 ciclos electorales con el rendimiento total de dos años del S&P 500, que asume dividendos reinvertidos, con un promedio de 36.5%. Mientras tanto, los 24 Senados controlados por los demócratas han arrojado un rendimiento total promedio del 21%.

Cuando faltan 29 días para las elecciones, las encuestas muestran que demócratas y republicanos tendrían cada uno 46 escaños en el Senado, con ocho en juego.

Los senadores republicanos Joni Ernst de Iowa, Martha McSally de Arizona y Thom Tillis de Carolina del Norte están por detrás en las encuestas por al menos 5 puntos, según RealClearPolitics, mientras que la senadora Lindsey Graham de Carolina del Sur se encuentra en un empate.

“El 3 de noviembre existe la posibilidad de que los republicanos vean desaparecer su mayoría de 53-47”, escribieron los analistas de Wells Fargo.

La vulnerabilidad de esos escaños hace que la plataforma de apuestas PredictIt vea un 67% de posibilidades de que el Senado sea ganado por los demócratas.

Los analistas de Wells Fargo advierten que, junto con el control del Congreso, existen otros impulsores de los retornos del mercado más allá de la identidad del partido. Por ejemplo, la crisis financiera de 2008 probablemente habría ocurrido sin importar quién estuviera en el cargo, ya que fue una “catástrofe que tardó muchos años en producirse”.

Este año, los planes de estímulo en curso para ayudar aún más a la economía de Estados Unidos, duramente afectada por COVID-19, son un importante impulsor de la confianza de los inversores.

El índice de referencia S&P 500 ha ganado un 3.64% hasta el viernes, tras un desplome del 34% que se produjo a finales de febrero y marzo.