Por qué el mercado de compra de propiedades va en ascenso entre los latinos en Estados Unidos

El Urban Institute proyecta que entre 2020 y 2040, el 70% de los nuevos propietarios de casas sean de origen hispano

Para las familias de origen hispano es muy importante hacerse de una propiedad en los Estados Unidos.
Para las familias de origen hispano es muy importante hacerse de una propiedad en los Estados Unidos.
Foto: Pexels

El mercado inmobiliario en Estados Unidos ha comenzado a recuperarse y un impulso para ello es la compra de casas por parte de ciudadanos de origen hispano.

La propiedad de vivienda de este sector de la población creció a un ritmo récord el año pasado, impulsada por compradores más jóvenes que han ayudado a hacer de este grupo demográfico una fuerza creciente en el mercado inmobiliario estadounidense, que está al rojo vivo.

El número de hogares de propietarios hispanos se disparó de 700,000 a casi 9 millones en 2020, según datos de la Oficina del Censo, compilados por la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces (NAHREP). Esas ganancias marcaron el mayor aumento de un año en los datos sobre la propiedad de vivienda hispana desde hace dos décadas, de acuerdo con el organismo.

Los compradores hispanos le han dado fortaleza al mercado de la vivienda en los últimos años, porque su poder adquisitivo crece después de los 30 años, cuando muchas personas compran vivienda por primera vez. En 2019, la edad promedio de los hispanos era aproximadamente 30 años, 14 menos que la edad promedio de los estadounidenses blancos no hispanos.

Si bien los hispanos son apenas el 18% de la población del país, representaron más de la mitad de los nuevos propietarios de vivienda en el país en la década previa a la pandemia, dijo NAHREP, que estimó que entre el 48% y el 49% de los hispanos eran propietarios de sus casas en 2020, un poco más que el 47.5% en 2019 y el nivel más alto desde hace 20 años.

Lo más importante para ese segmento de población es que ese crecimiento se mantenga. El Urban Institute proyecta que entre 2020 y 2040, el 70% de los nuevos propietarios de casas sean hispanos. Durante ese mismo período, proyecta que las tasas de propiedad de vivienda de blancos y negros se reduzcan. Esto esa una muestra más del crecimiento y la juventud de la población hispana, dijo Laurie Goodman, codirectora del Centro de Políticas de Financiamiento de Vivienda del Urban Institute.

El golpe de la pandemia

Los hispanos y otras minorías también se han visto afectados de manera desproporcionada por la pandemia. En marzo, la tasa de desempleo de los hispanos era del 7.9%, en comparación con el 6% de los Estados Unidos en general y el 5.4% de los estadounidenses blancos, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Muchos hispanoamericanos trabajaban en trabajos de restauración, hostelería y construcción que se encontraban entre los más afectados por los cierres relacionados con la pandemia.

“La mayoría de los latinos que consideraban comprar una vivienda o que tenían los medios para hacerlo, no se vieron tan afectados por la pandemia”, dijo Gary Acosta, director ejecutivo de NAHREP.

El mercado inmobiliario de Estados Unidos continúa en recuperación, con una fuerte demanda impulsada por las bajas tasas de interés y una oferta de viviendas históricamente baja. Eso hace que sea difícil para muchos compradores primerizos y otros con efectivo limitado para pagar un enganche, ingresar al mercado.

Los estrictos estándares de crédito y la falta de fluidez en inglés también pueden complicar el proceso de compra, porque muchos compradores carecen de un estatus legal permanente, lo que limita la cantidad que los prestamistas pueden ofrecer.

Myra Arenas, una agente de bienes raíces de Houston, tuvo un año de pocas ventas en 2020 porque los trabajos de sus clientes se vieron afectados por la pandemia. Aun así, fue el año más activo de su historia, impulsado por una ola de compradores hispanos. Arenas dice que aproximadamente la mitad de sus clientes no hablan inglés o prefieren hablar con ella en español.

Houston y Dallas, en Texas; Orlando, Florida; Seattle y Fresno, California fueron las áreas metropolitanas con la mayor tasa de crecimiento en la propiedad de vivienda hispana en 2019, pero también ciudades como Durham, Carolina del Norte; Boise, Idaho; y Atlantic City, Nueva Jersey.

La casa promedio comprada por hispanos en 2020 tenía un valor de $ 265,000 dólares Eso estaba por debajo del precio promedio general de las casas en Estados Unidos, que es de $313,000 dólares, según la NAHREP.