Porqué las bajas tasas de interés no deberían ser el único criterio para comprar una casa

Hay otro tipo de cuestiones financieras que debes considerar antes de buscar una hipoteca

¿Las bajas tasas de interés son realmente una buena oportunidad para comprar una casa?
¿Las bajas tasas de interés son realmente una buena oportunidad para comprar una casa?
Foto: Gabby K / Pexels

Aunque es difícil de creer, la pandemia de coronavirus abrió la oportunidad de comprar una casa para muchos estadounidenses. Pero la situación es compleja, nada sencilla, y aunque las tasas de interés de referencia se redujeron durante 2020, no debería ser el único criterio para hacer un desembolso tan fuerte en estos momentos.

Cuando el COVID-19 generó que las personas se mantuvieran en sus casas y los negocios cerraran, la Reserva Federal redujo las tasas de interés de referencia a 0%, lo que provocó que las tasas hipotecarias se redujeran a mínimos históricos. Para muchas personas que ahorraron desde años atrás, se visualizaba como una oportunidad de oro para adquirir una vivienda. Si no lo hicieron el año pasado, tal vez lo podrían hacer ahora, pero deben contemplar otras cosas que no deben perder de vista.

“Las tasas hipotecarias están en un mínimo histórico, pero no creo que justifique comprar una casa antes de que estés listo”, mencionó Leo Marte, planificador financiero certificado y fundador de Abundant Advisors, con sede en Carolina del Norte, a CNBC. Por ello primero revisa los siguientes puntos y confirma que cubres con otros aspectos financieros antes de comprar una casa tan sólo por las bajas tasas hipotecarias.

1. ¿Es bueno para ti ser propietario de una casa?

Debes responderte esta pregunta de manera franca y certera. La realidad financiera genera que no todos realmente puedan darse el lujo de comprar una casa o, aunque pudieran, sus estilos de vida podrían impedírselo.

Suponiendo que tienes los recursos suficientes para solventar una hipoteca por 30 años, deberías cuestionarte si el dinero que dispones para comprar la casa no te brindarían otro tipo de oportunidades como abonarlos a tu jubilación o alguna cuenta de inversión. Quizás tu trabajo requiere de movilidad y no te permitiría establecerte en un sólo lugar, como lo requeriría una casa. Los depósitos mensuales hipotecarios suelen ser más elevados que una renta y podrían limitar tus recursos para otros objetivos.

2. Ten un pago inicial listo de al menos del 20%

Ahorrar al menos el 20% del valor de la vivienda para el pago inicial te permitirá evitar pagar un seguro hipotecario privado. Asimismo, dar un anticipo elevado reduce la cantidad de interés que pagarás durante la hipoteca, lo que generaría que las ya de por sí bajas tasas hipotecarias disminuyan aún más.

Sin embargo, aunque las tasas hipotecarias son reducidas, el actual mercado inmobiliario ha hecho también que el precio de las viviendas aumenten, lo que provocaría que el pago inicial también se incremente.

3. Ser propietario conlleva otras responsabilidades financieras

Para empezar, dar un pago inicial no es el único costo que debes cubrir al abrir una hipoteca. Existen costos de cierre que podrían elevar tu factura de principio y podrían ser entre el 2% y 5% del monto del préstamo. A menos de que los financies junto con tu hipoteca, lo que generaría intereses y que el costo de lo que pagas por tu vivienda aumente con el tiempo.

Si tu pago inicial es menor, toma en cuenta que deberás solventar un seguro de propietarios durante toda o buena parte de tu hipoteca lo que elevaría tus pagos mensuales. También ahora eres el único responsable de impuestos a la propiedad, costos de reparaciones y mantenimiento. Algunos sugieren que esto podría sumar entre 1% y 2% del precio de compra de cada año.

Hasta el momento las bajas tasas de interés son lo menos importante a considerar, contemplando los demás tipos de costos que se generan con la contratación de una hipoteca y los pagos de los que debes responsabilizarte cuando te conviertes en dueño de una vivienda.

Otro punto que casi se nos pasa: la pandemia también ha generado mucha incertidumbre como lo es la pérdida de empleo. Y eso ninguna baja tasas hipotecaria podría garantizarte que puedas mantenerte al corriente con el pago de tu casa.

También te puede interesar:

• Cómo saber cuándo estás listo para poder comprar una casa
• 10 trabajos con la mayor cantidad de búsquedas en Linkedin en 2021
• Descubre porqué es tan bueno como malo que las tasas de interés estén cerca del 0%