Por qué es importante acabar con el monopolio de los gigantes tecnológicos y qué proponen los demócratas

Un reporte del Subcomité de Competencia de la Cámara de Representantes señala que su posición preponderante les sirve para controlar la infraestructura en la era digital

Por qué es importante acabar con el monopolio de los gigantes tecnológicos y qué proponen los demócratas
Bezos, Zuckerberg y Cook, tres de los magnates que comparecieron en julio ante el comité antimonopolio del Congreso.
Foto: Getty Images

Un panel de la Cámara de Representantes liderado por legisladores demócratas pidió al Congreso que obligue a Amazon, Facebook, Google y Apple a separar sus plataformas de internet de otras líneas de negocio.

La comisión concluyó que los gigantes tecnológicos han aprovechado su predominio para erradicar la competencia y reprimir la innovación. En él estudio se indica que Facebook y Google tienen poder monopólico, mientras que Apple y Amazon tienen un “importante y duradero poder de mercado”, además se critica a las agencias de defensa de la competencia por no lograr limitar el predominio de estas empresas.

El reporte, de 449 páginas, fue publicado el martes por el Subcomité de Competencia de la Cámara de Representantes, se elaboró tras 16 meses de investigación del poder en el mercado de esas empresas y no han sido apoyado por los republicanos que, aunque también están preocupados por el tema, no están de acuerdo con algunas de las recomendaciones que hacen los demócratas. .

El informe dice que estas cuatro empresas han usado su poder para ser más dominantes, una situación que según el comité ya pasó con los magnates del petróleo y del ferrocarril.

Durante la investigación se analizaron 1.3 millones de documentos y hubo más de 300 entrevistas. Además, comparecieron en julio Mark Zuckerberg (Facebook), Jeff Bezos (Amazon), Sundar Pichai (Google) y Tim Cook (Apple).

Las cuatro empresas controlan el acceso a los mercados y pueden elegir quién gana y quién pierde en la economía estadounidense aplicando tarifas exhorbitantes, con duros contratos y haciéndose de datos personales y de negocios de mucha importancia.

Además, su posición preponderante les sirve para mantener su poder de mercado al controlar la infraestructura en la era digital, así como otros negocios, lo que le permite identificar posibles rivales y, en último término, comprarlos y terminar con posibles amenazas a la competencia.