Por qué estaría en peligro el Obamacare y qué harán los republicanos para proteger a los estadounidenses con enfermedades preexistentes

Una encuesta reciente de The New York Times y Siena College encontró que el 57% de los estadounidenses apoyan la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, mientras que el 38% se opone

Por qué estaría en peligro el Obamacare y qué harán los republicanos para proteger a los estadounidenses con enfermedades preexistentes
El senador texano Ted Cruz siempre se ha opuesto al Obamacare.
Foto: Susan Walsh-Pool / Getty Images

Los republicanos protegerán a los estadounidenses que tienen enfermedades preexistentes, incluso si la Corte Suprema dictamina que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), conocida como Obamacare es inconstitucional, dijo el lunes el senador Ted Cruz a CNBC.

Cruz, un republicano de Texas, dijo que no está seguro de cómo fallaría la Corte Suprema, pero dijo que el Partido Republicano actuaría en caso de que el tribunal derogue la ley de salud insignia del ex presidente Barack Obama, que tiene una disposición que evita que las aseguradoras discriminen a las personas que tienen enfermedades preexistentes.

“Todos los republicanos están de acuerdo en que protegeremos las condiciones preexistentes”, dijo Cruz, mientras criticaba a los demócratas por tratar de convertir la nominación de la jueza Amy Coney Barrett en un referéndum sobre atención médica. “De lo que están hablando es de lo que creen que resuena políticamente, pero 100 de cada 100 senadores están de acuerdo en que protegeremos las condiciones preexistentes, independientemente de lo que suceda con Obamacare”.

El tribunal superior, de mayoría conservadora, escuchará el último alegato a la ley, el 10 de noviembre. El caso ha cobrado mayor atención durante la disputa para llenar la vacante de la Corte Suprema tras la muerte de la juez Ruth Bader Ginsburg.

Muchos demócratas, incluido el candidato presidencial Joe Biden, tratan de hacer ver la nominación de la jueza Amy Coney Barrett por el presidente Donald Trump como dañina para el futuro del Obamacare. Barrett fue secretaria del juez Antonin Scalia, el poderoso conservador que murió en 2016 y es probable que seaa una de las jueces más conservadoras de la corte, en caso de ser confirmada.

Si Barrett está en funciones cuando se escuche el último desafío de la ACA, California vs. Texas, a los demócratas les preocupa que la mayoría conservadora de 6-3 aumente las probabilidades de que la corte falle a favor de la derogación.

La semana pasada, Trump firmó una orden ejecutiva para proteger a las personas que tienen afecciones médicas preexistentes, aunque los expertos han planteado dudas sobre la aplicabilidad de la acción. En el texto de la orden de Trump sostiene que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio fue “defectuosa desde su inicio y debería ser revocada”.

“Se debe mantener el acceso al seguro médico a pesar de las condiciones de salud subyacentes, incluso si la Corte Suprema invalida la inconstitucional y en gran medida dañina ACA”, dice la orden.

Cruz y otros republicanos en el Congreso han pasado años criticando Obamacare, que se convirtió en ley en marzo de 2010. Hasta ahora, los esfuerzos para derogarla no han tenido éxito.

Una encuesta reciente de The New York Times y Siena College encontró que el 57% de los estadounidenses apoyan la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, mientras que el 38% se opone. Una encuesta de la Kaiser Family Foundation de principios de septiembre encontró que el 49% de los estadounidenses tenía una opinión favorable de la ley, en comparación con el 42% que tenía una opinión negativa.

El senador demócrata Chris Coons de Delaware dijo el lunes que los republicanos “no tienen un plan de reemplazo” si se revoca la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Coons dijo que era “tremendamente irresponsable” amenazar el acceso a la cobertura de atención médica durante la pandemia de coronavirus.

La constitucionalidad de Obamacare se ha presentado previamente ante la Corte Suprema. En 2012, el presidente del Tribunal Supremo John Roberts, un conservador puesto en el tribunal superior por el presidente George W. Bush, votó del lado de los jueces liberales, incluida Ginsburg, en la defensa de la ley, que ganaron 5-4. Scalia y los otros tres conservadores votaron en contra.

Cruz, quien llevó casos ante el tribunal superior de la nación antes de su elección al Senado, dijo el lunes que la opinión de Roberts en ese caso era “terrible” y “una de las decisiones más políticas que haya tomado”.