Por qué las aerolíneas ya no cobrarán si quieres cambiar tu vuelo

El modelo de negocio ha cambiado en las aerolíneas y ha hecho que las tarifas de cambio sean menos efectivas como parte de una estrategia de precios

Por qué las aerolíneas ya no cobrarán si quieres cambiar tu vuelo
Las aerolíneas estadounidenses enfrentan un panorama complicado.
Foto: DANIEL SLIM / Getty Images

United, Delta y American Airlines hicieron anuncios similares esta semana: las tarifas de cambio no solo se suspenden temporalmente debido a la pandemia, se van de manera permanente en la mayoría de los boletos para viajes nacionales.

Las empresas no solo hacen esto por amabilidad. Las cosas han cambiado en el negocio de las aerolíneas en los últimos años y han hecho que las tarifas de cambio sean menos efectivas como parte de una estrategia de precios.

Un aspecto clave de los modelos comerciales de las aerolíneas es la discriminación de precios: encontrar una manera de identificar a los clientes que están dispuestos a pagar tarifas altas y cobrarles más que a los clientes que buscan tarifas bajas. De esa manera, las aerolíneas pueden establecer sus precios para que cada pasajero en un vuelo pague una tarifa que cubra los costos de operación, como las bebidas y galletas, y el costo incremental del combustible.

Mientras que las tarifas pagadas por todos los pasajeros sumen lo suficiente para cubrir los costos fijos del vuelo, como los salarios de los empleados, las tarifas de aterrizaje, el combustible necesario para mover el avión avión en sí, y la depreciación de la aeronave, una estrategia de discriminación de precios hará posible operar ciertas rutas de manera rentable.

Un problema con la discriminación de precios es que incluso los clientes que están dispuestos a pagar tarifas altas preferirían pagar tarifas bajas. Por lo tanto, las aerolíneas deben encontrar formas de establecer reglas para que las tarifas bajas estén disponibles solo para los clientes sensibles a los precios.

Si permite que las personas cambien y cancelen sus boletos sin penalización, los viajeros de negocios reservarán sus vuelos con anticipación con la certeza de que podrán cambiar el boleto más tarde si cambian sus planes, ya que no tendrán que pagar $200 dólares.

Ahora que la industria ha reducido la utilidad de las tarifas de cambio para las aerolíneas, los pasajeros de clase económica básica no pueden elegir un asiento con anticipación y deben abordar el avión en último lugar. En United, por lo general, también tienen que pagar más para llevar una maleta de mano de tamaño completo a bordo. La oferta de economía básica permitirá a las grandes compañías competir en precio con aerolíneas con grandes descuentos como Spirit.

La pandemia prácticamente cerró los viajes aéreos en abril. En los meses siguientes, los viajes de placer se han recuperado significativamente, pero las aerolíneas dicen que la recuperación de los viajes de negocios ha sido extremadamente débil. Por lo tanto, en este momento, no se puede ganar mucho dinero segmentando a los viajeros de negocios en grupos de tarifas altas. Una de las grandes preguntas para la industria de las aerolíneas en el futuro es qué parte de la pérdida de viajes de negocios es permanente. ¿Se dieron cuenta las empresas que algunos de sus viajes de negocios nunca fueron realmente necesarios y los podrían reemplazar con reuniones virtuales? Si la respuesta a esas preguntas es afirmativa, es posible que las empresas edejen de enviar a sus empleados a viajes y serán más sensibles a los costos de pasajes aéreos cuando consideren hacer un viaje.