¿Por qué más de dos millones de residentes de California se han quedado sin alguno de sus cheques de estímulo?

La gente que ha dejado de presentar sus declaraciones de impuestos puede quedarse sin la ayuda federal porque el IRS no tiene actualizada su información; $5,700 millones de dólares pueden quedarse sin entregar

Trabajadoras agrícolas de California esperan su turno en un centro de vacunación.
Trabajadoras agrícolas de California esperan su turno en un centro de vacunación.
Foto: Mario Tama / Getty Images

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) ha enviado desde el inicio de la pandemia tres cheques de estímulo que suman un total de hasta $3,200 dólares para los estadounidenses elegibles. Pero en California, se estima 2.2 millones de personas podrían dejar de recibir alguno de sus pagos.

De acuerdo con California Policy Lab, un centro de investigación de la Universidad de California, en Berkeley, esas personas se encuentran en la llamada “brecha del estímulo”, que afecta a las personas que tienen derecho a recibir la ayuda federal, pero aún no la han cobrado y puede que no lo hagan nunca.

¿Por qué?

Hay aproximadamente 424,000 californianos que presentaron su declaración de impuestos en 2018, pero no lo hicieron en 2019 y eso los dejó sin recibir las dos últimas ayudas federales. Debido a que el IRS utiliza la información de las declaraciones de impuestos para enviar los cheques de estímulo, si no cuenta con ella no sabe cómo ni a dónde enviar el dinero.

Muchas personas no declaran impuestos porque no están obligados debido a sus bajos ingresos. Por ejemplo, alguien que cobra menos de $12,000 dólares al año, está exento de esa obligación. El IRS abrió el año pasado una herramienta, que funcionó entre abril y noviembre, para que estos contribuyentes pudieran enviar su información y conocer si calificaban para los cheques de estímulo.

Las personas indocumentadas de todo el país no son elegibles para la ayuda federal, a pesar de que en California pagan más de $3,000 millones de dólares anuales en impuestos locales y estatales, tal y como explicó Sasha Feldstein, gerente de Políticas de Justicia Económica en el California del Immigrant Policy Center. Estas personas sí pueden optar por un cheque del estado por $600 o $1,200 dólares, según su situación.

De los 2.2 millones de personas que se estima que están en la “brecha de estímulo”, alrededor de 1.4 millones pueden haberse quedado sin ninguno de los tres cheques de estímulo, lo que implica que han perdido íntegramente la asistencia que ha enviado el Gobierno federal para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia de COVID-19. Eso podría arrojar una suma cercana a los $5,700 millones de dólares no reclamados.