El cheque de estímulo de California incluye ayuda para inmigrantes indocumentados

Se realizarán 5.7 millones de pagos a californianos de bajos ingresos como parte del nuevo plan de estímulo del estado, según un comunicado de prensa.

El cheque de estímulo de California incluye ayuda para inmigrantes indocumentados
Los más desprotegidos de California resultarán beneficiados con la medida.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Los legisladores de California aprobaron el lunes cheques de estímulo de $600 dólares para los residentes del estado, incluidos inmigrantes indocumentados.

La oficina del gobernador Gavin Newsom aprobó la disposición para los cheques de estímulo el lunes como parte del nuevo paquete de ayuda contra el COVID-19 de $7.6 billones de dólares y que se convirtió en ley el martes.

“Sin importar el estado migratorio de aquellos que no recibieron los cheques de estímulo federales, California no los va a excluir”, dijo el gobernador Newsom tras la firma de la ley.

Aproximadamente $470 millones de dólares en cheques de estímulo se destinarán a 565,000 californianos con números de identificación fiscal individuales que no recibieron pagos de estímulo federal y cuyos ingresos son menos de $75,000 dólares anuales, muchos de los cuales no tienen residencia, señaló Fox Business.

La disposición asigna alrededor de $2.3 billones para cheques de estímulo de $1,200 dólares a los residentes del estado con números de identificación fiscal individuales que califican para el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo de California (CalEITC), en su mayoría personas que ganan menos de $30,000 dólares.

Además, los cheques de $600 dólares se destinarán 405,000 pagos a hogares inscritos en el programa CalWORKS y 1.2 millones de cheques beneficiarios de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), además unos 15,000 se enviarán a los inscritos en el Programa de Asistencia en Efectivo para Inmigrantes (CAPI). En total, se realizarán 5.7 millones de pagos a californianos de bajos ingresos como parte del nuevo plan de estímulo del estado, según un comunicado de prensa.

El senador republicano Jim Nielsen expresó su preocupación de que los cheques puedan crear “obligaciones a largo plazo para los indocumentados” y contribuir a problemas futuros con el presupuesto estatal, mientras California mira hacia la recuperación económica de la pandemia.

La legisladora demócrata María Elena Durazo dijo que los controles no son suficientes para brindar ayuda a la población indocumentada del estado que se ha enfrentado a una crisis financiera como resultado de la pandemia.

“Creo que es un gran paso adelante. Es un reconocimiento de todos estos trabajadores de bajos salarios … que están trabajando duro y que se han visto afectados de manera desproporcionada por el desempleo. Creo que hay espacio para incluir a los trabajadores que aún no están cubiertos ni por nuestro estado ni por los programas federales”.

Otros defensores de la inmigración en el estado dijeron durante una audiencia presupuestaria que muchos inmigrantes no recibirían ningún pago porque aún no tienen números de identificación fiscal individuales.

“Esto no cubre todo el alivio del que han sido excluidos y estamos creando desigualdad”, dijo Sasha Feldstein, gerente del Centro de Políticas para Inmigrantes de California, a los legisladores estatales durante la audiencia.

Las personas que son elegibles para el dinero deben recibirlo entre 45 días y 60 días después de recibir sus reembolsos de impuestos estatales, según la Junta de Impuestos de Franquicias.