¿Por qué piensan que una semana laboral de cuatro días ayudaría a la economía después de la pandemia?

Si de buscar equilibro entre trabajo y vida personal, algunos líderes mundiales ya piensan en recortar la jornada laboral

¿Por qué piensan que una semana laboral de cuatro días ayudaría a la economía después de la pandemia?
Tener una semana de cuatro días no está tan lejos de ser una realidad.
Foto: Pixabay

¿Imaginas un trabajo donde solo tengas que laborar cuatro días de la semana? Esto no es un sueño sino está muy cerca de convertirse en una realidad en medio de la pandemia por coronavirus y también para mejorar el equilibrio entre la vida laboral y personal.

Esta iniciativa es más que una idea pasajera, el mundo no se queda estático y desde Nueva Zelanda la propuesta comienza a impulsarse gracias a la primera ministra, Jacinda Ardern, quien compartió la sugerencia mientras discutía formas de revivir el turismo interno en su país. En los últimos meses, la crisis del coronavirus ha obligado a personas de todo el mundo a confinarse, lo que ha diezmado la demanda mundial de viajes.

“Muchas personas han sugerido que deberíamos tener una semana de cuatro días. En última instancia, eso queda entre empleadores y empleados”, dijo Ardern.

La primera ministra alentó a los empleadores a considerar permitir configuraciones de trabajo más flexibles, incluido el trabajo a distancia y dedicar más horas en menos días, si es posible, “porque ciertamente ayudaría al turismo en todo el país”.

Las semanas laborales de cuatro días se han vuelto más populares recientemente a medida que los empleadores exploran si un horario más apretado puede aumentar la productividad.

Si bien depende de cada agencia participante decidir cómo funciona ese acuerdo, el gobierno neozelandés ha esbozado varias posibilidades, incluida la posibilidad de que las personas adopten semanas de trabajo más cortas, “como 40 horas durante cuatro días o una quincena de nueve días”.

No es de locos esta propuesta, de hecho otras grandes firmas en el mundo también están subiéndose al carro. El año pasado, Microsoft asumió la idea cuando el equipo de la compañía en Japón experimentó cerrando sus oficinas todos los viernes de agosto y dando a todos los empleados un día libre adicional cada semana.

Los resultados fueron prometedores: si bien la cantidad de tiempo dedicado al trabajo se redujo drásticamente, la productividad, medida por las ventas por empleado, aumentó casi un 40% en comparación con el mismo período del año anterior, dijo la compañía.

Como resultado, Microsoft anunció que continuaría con otro experimento en Japón, y también pidió a otras compañías que se unieran a la iniciativa.

Pero ¿por qué se piensa que sería mejor la reducción de días? Un estudio realizado en Reino Unido por Voucher Cloud encuestó a 1,989 trabajadores de oficina para investigar sobre los hábitos en línea y la productividad de los trabajadores en todo el país.

Se les preguntó “¿Te consideras productivo durante toda la jornada laboral?” a lo que la mayoría, el 79% admitió que ‘no’ no lo eran. Solo una quinta parte, el 21%, creía que ‘sí’ fueron productivos durante todo el día.

El estudio preguntó a los encuestados: “Si tuviera que indicar una cifra, ¿cuánto tiempo cree que pasa trabajando productivamente durante las horas de trabajo a diario?” Los resultados de esto revelaron que la respuesta promedio fue 2 horas y 53 minutos de productividad real en el lugar de trabajo para todos los encuestados.