Por qué un aumento al salario mínimo podría afectar a la industria de la construcción

Más allá del potencial de pagar más por hora, los empleadores de la construcción tienen otras preocupaciones sobre este aumento

Por qué un aumento al salario mínimo podría afectar a la industria de la construcción
Un aumento del salario mínimo a $15 por hora significaría una afectación importante en la industria de la construcción.
Foto: Pixabay

Para algunos trabajadores, un aumento del salario mínimo a $15 por hora significaría una mejora importante en sus ingresos, sin embargo existe el temor de que este incremento pueda afectar a la industria de la construcción.

Brian Turmail, vicepresidente de asuntos públicos e iniciativas estratégicas de Associated General Contractors of America, dijo que tiene más que ver con el efecto de la legislación en la economía en general y cómo eso podría afectar la demanda de servicios de este sector.

“Es importante recordar que la mayoría de las carreras de construcción ya ofrecen salarios que exceden el salario mínimo federal. En los pocos lugares donde los salarios de la construcción se verán afectados, los propietarios de construcciones públicas y privadas deben estar preparados para pagar más por proyectos de infraestructura y desarrollo económico vitales”, declaró Turmail.

De acuerdo a la Oficina de Estadísticas Laborales, ninguna ocupación de la construcción tuvo un salario medio o medio nacional de menos de $15 en 2019. Y aunque los líderes sindicales han apoyado los beneficios de salarios más altos, más allá del potencial de pagar más por hora, los empleadores de la construcción tienen otras preocupaciones sobre este aumento.

Si bien no hay una estimación real sobre el impacto de la legislación en proceso, el Congressional Budget Office (CBO) emitió en 2019 un informe sobre “Los efectos sobre empleo e ingresos familiares por aumentar el salario mínimo federal” en donde encontró que 1.3 millones de trabajadores empleados perderían sus puestos de trabajo, pero que 17 millones de trabajadores que ganan menos de $15 verían aumentos salariales.

Esta estimación aumenta la incertidumbre, pero aún faltaría conocer la capacidad de reacción de los empleadores ante tal escenario.