¿Puede mi empleador obligar a vacunarme contra el coronavirus para seguir en mi trabajo?

Incluso una experta señala que los empleadores también pueden enfrentar responsabilidades adicionales por no requerir la vacunación

¿Puede mi empleador obligar a vacunarme contra el coronavirus para seguir en mi trabajo?
De acuerdo a la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, los empleadores pueden exigir a los trabajadores que se sometan a pruebas médicas que estén “relacionadas con el trabajo y que sean compatibles con las necesidades comerciales”, y actualmente eso puede incluir una prueba de Covid-19.
Foto: Pixabay

Lo creas o no, sí pueden obligarte. Es una lógica simple, ya que de acuerdo a la Ley de Estadounidenses con Discapacidades, los empleadores pueden exigir a los trabajadores que se sometan a pruebas médicas que estén “relacionadas con el trabajo y que sean compatibles con las necesidades comerciales”, y actualmente eso puede incluir una prueba de Covid-19.

Desafortunadamente, nadie en el mundo puede escapar de sufrir un contagio por coronavirus, mucho menos de contagiar a otro aunque no se tengan síntomas. Justamente por esa razón es que los empleadores pueden exigir a sus trabajadores a ponerse la nueva vacuna para que puedan continuar con sus labores.

“Es posible y legal para que los empleadores exigen la vacunación contra Covid-19 una vez que existe una vacuna aprobada por la FDA”, dijo Jessica Ochs, profesora asociada de enfermería en Endicott College en Beverly, MA.

“Con estas restricciones, algunos empleados pueden optar por no recibir la vacuna debido a creencias religiosas o filosóficas, pero dadas las implicaciones para la salud pública, si es razonable, no se pueden hacer adaptaciones alternativas para ese empleado, es posible que no pueda regresar al trabajo”, afirmó.

Aunque todavía no es posible que todas las personas que deseen la vacuna la reciba, es posible pensar que quien no la desea se le amenace para que llegue a aplicársele, como el numeroso caso de diversos socorristas que la rechazaron sin ningún tipo de consecuencia ocupacional.

Los empleadores también pueden enfrentar responsabilidades adicionales por no requerir la vacunación, señaló Ochs, ya que algunos empleados pueden acusar al empleador de no proporcionar un entorno de trabajo seguro como lo exige la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional.