Qué cosas nunca debes quitar de tu presupuesto, no importa cuán ajustado estés

En tiempos de incertidumbre es recomendable mantener todo aquello que nos pueda blindar en un futuro

Qué cosas nunca debes quitar de tu presupuesto, no importa cuán ajustado estés
Es importante no estancarse en el corto plazo y tener visión ante la adversidad.
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Las penurias por una crisis económica suelen ser difíciles de asimilar porque llegan a las necesidades más elementales de las personas, lo que hace que en ocasiones perdamos el rumbo de lo que en verdad es importante en el mediano o largo plazo para darle paso a lo inmediato, al día hoy que es el que se ve más comprometido; no obstante, aunque parezca una especulación, mantener las esperanzas en aquellas inversiones que nos van a ayudar en el futuro al final del camino darán más frutos que insatisfacciones, por lo que a continuación te decimos los 4 conceptos que nunca debes quitar de tu presupuesto a pesar de una crisis económica.

1. Seguros

Las pólizas suelen llevarnos buena parte del presupuesto mensual; sin embargo, en tiempos de incertidumbre,es mala idea dejar de contar con estos servicios ya sea de salud, vivienda o incluso del automóvil. En el caso de los gastos médicos mayores, buena parte de las quiebras patrimoniales de las personas se deben a las deudas que contraen por tener que resolver una emergencia de salud sin haber contado con un respaldo de este tipo, así que siempre resultará más costoso no tenerlo y necesitarlo, que lo opuesto.

2. Deuda

Entrar en un apuro económico implica una complicada toma de decisiones, las cuales por lo regular optan por dejar de pagar las deudas que tenemos, en particular las de las tasas de interés más altas como con las tarjetas de crédito, por lo que hacer a un lado ese tipo de compromisos se convierte en una bola de nieve que seguirá creciendo y el día de mañana se puede transformar en una deuda impagable, un mal historial crediticio y más tiempo comprometido para salir del apuro.

3. Plan de jubilación

Una vez más, siempre será más rentable apostar por el mañana que vislumbrar un escenario fatalista en el corto plazo. Sin duda hay una serie de factores que no ayudan a mantener una actitud más positiva, pero en la medida de lo posible es preferible anticipar que se podrá salir adelante de alguna u otra forma, por lo que mantener ese plan de retiro será mejor que llegar a la tercera edad sin las garantías necesarias para pasar los últimos años de nuestras vidas con inestabilidad financiera.

4. Fondo de emergencia

Es uno de los conceptos constantes de todos los expertos en finanzas personales y hábitos de ahorro en la economía familiar y sin embargo es quizá el que cuesta más trabajo cumplir por la falta de previsión de que pueda llegar un mal momento cuando todo parece estar tan estable y con un entorno a favor, al final es un recurso que no ha dejado de salir de nuestras arcas ni está comprometido a una temporalidad, es solo un espacio de oportunidad para hacer menos difíciles los momentos más complicados.