Qué deberían hacer las empresas para mantener a las mujeres en la fuerza laboral

A pesar de los estragos de la pandemia, las trabajadoras merecen estar dentro de roles laborales con ayuda de ciertas medidas de flexibilidad que les haga conservar su empleo pese a cualquier circunstancia

Ahora que la pandemia ha desvelado las necesidades que enfrentan millones de mujeres trabajadoras, este es el momento ideal para que los empleadores tengan apertura y voluntad de buscar soluciones que les permita seguir siendo productivas.
Ahora que la pandemia ha desvelado las necesidades que enfrentan millones de mujeres trabajadoras, este es el momento ideal para que los empleadores tengan apertura y voluntad de buscar soluciones que les permita seguir siendo productivas.
Foto: Pexels

Sin importar su edad, grupo racial, estatus económico o cualquier otra característica, las mujeres en la fuerza laboral de Estados Unidos han perdido mucha presencia. Por eso, este es el momento de que las empresas hagan algo urgente para mantenerlas en pie de lucha.

Para nadie es un secreto que la pandemia ha afectado severamente al género femenino, las ha hecho retroceder a niveles de participación como en 1988, lo que sin duda les afecta en general a todas, desde las que ocupan roles corporativos como las que laboran como empleadas con salarios bajos pero que incluso desempeñan labores esenciales.

Los datos en el mercado laboral son crudos e impactantes, 5.4 millones de empleos de mujeres desaparecieron desde febrero pasado, el 55% de todas las pérdidas netas de empleos en Estados Unidos en ese período. Casi 2.1 millones de mujeres desaparecieron por completo de la fuerza laboral remunerada. En septiembre, tres madres trabajadoras estaban desempleadas por cada padre que había perdido su trabajo.

Hay trabajo que hacer por las chicas, ellas merecen estar dentro de roles laborales con ayuda de ciertas medidas de flexibilidad que les haga conservar su trabajo pese a cualquier circunstancia.

Ahora te contaremos cuatro medidas que podrían ayudarles a empleadores y mujeres trabajadoras en estas circunstancias.

1. Liberarlas de miedo para hablar
Muchas mujeres tienen miedo de hablar, de decir que la carga de trabajo les agobia, sobre todo porque muchas de ellas son madres y también han cuidado y educado a los niños durante la pandemia. Los líderes deben enviar un mensaje de que está bien utilizar los programas de la empresa destinados a fomentar un entorno de trabajo saludable.

2. Ayudarlas para el cuidado de niños
Conseguir un trabajo es bueno, sin embargo muchas madres ven complicado aceptar un empleo porque deben cubrir el costo del cuidado de sus hijos. Si bien las empresas no pueden absorber toda la carga de los costos de cuidado infantil de sus empleados, podrían ofrecer servicios de referencia o estipendios para el cuidado infantil.

3. Ofrecerles entrenamiento de habilidades
Ahora que muchas mujeres han perdido millones de trabajo por la pandemia, los cuales es posible que no vuelvan en mucho tiempo, este usen buen momento para que algunas industrias ofrecen algo de capacitación técnica para que las trabajadoras puedan trasplantar esas habilidades a nuevos puestos.

4.Ser abiertos para buscarles soluciones
Ahora que la pandemia ha desvelado las necesidades que enfrentan millones de mujeres trabajadoras, este es el momento ideal para que los empleadores tengan apertura y voluntad de buscar soluciones que les permita seguir siendo productivas.
Expertos consideran que este es el momento de ver cambios para retenerlas o hacerlas que vuelvan a la fuerza laboral, en camino de lograr una equidad de oportunidades y hasta de salarios.

Tal vez te interese… Cuáles son las ciudades de Estados Unidos donde a las mujeres les pagan mejor