Qué me garantiza la seguridad de mi dinero en un banco de EE.UU.

En SoloDinero te contamos cómo el seguro de depósito de la FDIC garantiza la seguridad de tu dinero en el banco en el caso de que este quiebre. Desde el año 1934, ningún depositante ha perdido un centavo de sus depósitos gracias a la labor de la FDIC

El seguro de depósito de la FDIC garantiza la protección de tu dinero en tus cuentas bancarias de cheques, de ahorros, cuentas NOW, cuentas MMDA, certificados de depósito, así como de tus cheques de caja, giros postales y otros instrumentos oficiales emitidos por los bancos.
El seguro de depósito de la FDIC garantiza la protección de tu dinero en tus cuentas bancarias de cheques, de ahorros, cuentas NOW, cuentas MMDA, certificados de depósito, así como de tus cheques de caja, giros postales y otros instrumentos oficiales emitidos por los bancos.
Foto: Shutterstock

Si en algún momento te has preguntado si es más seguro guardar tu dinero en tu casa o si es preferible que esté en un banco de Estados Unidos, la respuesta a dicha interrogante es la siguiente: mantener tus ingresos en un banco es una opción mucho más conveniente y segura, gracias, sobre todo, a los seguros de depósito de de la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés), los cuales protegen tu dinero con el respaldo y solvencia del gobierno de EE.UU.

Los seguros establecidos por la FDIC protegen el dinero que los depositantes ponen en sus cuentas de banco, lo que salvaguarda los recursos en el caso de que los bancos quiebren. Desde el establecimiento de este seguro, en el año 1934, ningún depositante ha perdido un centavo de sus depósitos, de acuerdo con esta institución federal.

De esta forma, cada depositante está cubierto hasta, por lo menos, $250,000 dólares en cada banco.

Esto incluye todos los depósitos de cuentas corrientes, cuentas de orden de retiro negociable (también conocidas como NOW), cuentas de ahorro, cuentas de depósito del mercado monetario (MMDA, por sus siglas en inglés), certificados de depósito (CD), así como instrumentos oficiales emitidos por los bancos asegurados como los cheques de caja o los giros postales.

La cobertura no solo abarca el capital depositado por el depositante en el banco, sino cualquier interés acumulado hasta la fecha hipotética de la quiebra de la institución financiera con seguro de la FDIC.

Los fondos del seguro provienen de primas ya pagadas por los bancos asegurados por la FDIC y por los intereses acumulados en sus inversiones en títulos del tesoro de EE.UU., lo que quiere decir que no se usan fondos fiscales federales ni estatales para la cobertura de este seguro.

¿Qué tipo de fondos no están cubiertos por el seguro de depósito de la FDIC?

Aunque el seguro de depósito de la FDIC garantiza dólar en tus cuentas mencionadas, el dinero invertido en acciones, bonos, fondos mutuos, pólizas de seguro de vida, rentas vitalicias, títulos de valores municipales, criptomonedas o localizado en cajas de seguridad no entra dentro de la categoría de recursos bajo la protección del seguro de depósito federal, incluso si estas inversiones se llevaron a cabo a través de un banco asegurado por la FDIC.

Asimismo, cabe acotar que las empresas no bancarias no están aseguradas por la FDIC, incluso aunque se asocien con bancos que sí están asegurados por esta institución federal. Por tanto, este seguro no protegerá tu dinero invertido en una empresa que ha quebrado.

¿Cuándo y cómo se paga el seguro de depósito si el banco en el que tenía mi dinero quebró?

Cuando el banco en el que tenías tus depósitos quiebra, la FDIC interviene a través de su personal para identificar a quienes tienen su dinero asegurado en esta institución financiera y envía una notificación a cada depositante, por escrito, inmediatamente después del cierre del banco.

Cabe destacar que no es necesario que los depositantes sean ciudadanos o incluso residentes de EE.UU. para que sus depósitos estén asegurados.

Paralelamente a este proceso, la FDIC asume la función de vender u obtener los activos del banco y de saldar sus deudas, incluyendo las reclamaciones de los depósitos que excedan el límite asegurado, salvaguardando los intereses de los depositantes en todo momento.

Otro caso común en el momento en que quiebra un banco es que el mismo sea comprado. De ocurrir esto, los fondos de los depositantes son garantizados por los nuevos propietarios de la institución financiera a través de una transición bancaria.

También te puede interesar:

Cómo maximizar tu seguro de la FDIC para proteger tu dinero si tu banco quiebra