Qué miedos desató el debate presidencial en los inversionistas

Los inversores están particularmente preocupados por la probable negativa de Trump a reconocer un eventual triunfo de Biden en las elecciones del 3 de noviembre

Qué miedos desató el debate presidencial en los inversionistas
El miedo a que el presidente Trump no reconozca el resultados de las elecciones preocupa a los inversionistas.
Foto: SAUL LOEB / JIM WATSON / Getty Images

A Wall Street le preocupa cada vez más que la incertidumbre en torno al resultado de las elecciones presidenciales de noviembre pueda afectar a los mercados. El debate entre el presidente Donald Trump y Joe Biden el martes hizo poco para calmar esos temores, dice un análisis de CNN Businnes.

Los mercados arrancaron a la baja luego de un debate caótico entre los dos candidatos, durante el cual Trump interrumpió repetidamente a su oponente y no se comprometió en cuestiones de política.

Los inversores han estado particularmente preocupados por la negativa de Trump en los últimos días a comprometerse a reconocer un eventual triunfo de Biden. Eso podría llevar a un largo período de incertidumbre después de la elección.

El martes, Trump repitió afirmaciones infundadas sobre la proliferación de fraudes relacionados con los votos emitidos por correo y declaró que no apoyaría un resultado en determinadas circunstancias: “Si veo que se manipulan decenas de miles de boletas, no puedo aceptar eso”, dijo el presidente.

Ese es el tipo de comentario que provocará que los operadores se apresuren a cubrir algunas apuestas en caso de que los mercados se vuelvan locos en torno a las elecciones.

“A los participantes del mercado les preocupa que Trump no se vaya pacíficamente si pierde las elecciones, lo que pone de manifiesto los riesgos políticos”, dijo el analista de mercado de Axi Milan Cutkovic.

Los contratos de futuros vinculados al VIX (Chicago Board Options Exchange Volatility Index), una medida clave de la volatilidad del mercado de valores, se están volviendo más caros a medida que los inversores se preparan para un cuarto trimestre inestable.

“Tenemos una prima adjunta a las elecciones de Estados Unidos, es solo saber cuándo agregarla”, dijo Jordan Rochester, estratega cambiario de Nomura. “¿Es para la fecha de las elecciones? ¿Una semana después? ¿Un mes después?” Los comerciantes no están seguros, por lo que han estado aplicando una prima en todas esas fechas, dijo.

El polémico debate también afectó la confianza de que el Congreso acuerde un nuevo paquete de estímulo para apoyar a las empresas y los trabajadores este año.

“A pesar del progreso reciente, las posibilidades de que demócratas y republicanos lleguen a un acuerdo sobre un nuevo paquete de estímulo antes de las elecciones presidenciales siguen siendo escasas”, dijo Cutkovic.