Qué significa el logo Energy Star en electrodomésticos y cómo ayuda en ahorros de al menos $600 dólares anuales

Productos con la certificación auspiciada por la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía de los Estados Unidos representan una inversión a mediano y largo plazo en la reducción del pago de facturas

Qué significa el logo Energy Star en electrodomésticos y cómo ayuda en ahorros de al menos $600 dólares anuales
La etiqueta Energy Star implica una mejor desempeño energético y menor contaminación.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

La optimización de recursos es uno de los temas que se han posicionado en el discurso colectivo en la última década, lo cual ha significado que cada vez más personas adopten medidas encaminadas al ahorro como la forma en que se puede reducir el consumo de los aparatos electrodomésticos o cómo moderar el gasto de agua para que cada mes los recibos no lleguen elevados; sin embargo, una alternativa que en el mediano y largo plazo puede resultar incluso más efectiva es a través de los productos denominados Energy Star, los cuales aseguran un mejor desempeño energético.

El sello Energy Star es un programa auspiciado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) y el Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE) que incluye una certificación otorgada, entre muchas categorías, a toda la línea de electrodomésticos y con la que los consumidores podrán tomar mejores decisiones con miras a reducir los pagos por concepto de energía en los hogares, pero también ayudar al medio ambiente al disminuir las emisiones nocivas de efecto invernadero, temas que en el marco del Día de la Tierra cobran más resonancia.

De acuerdo a los datos de las dependencias de gobierno estadounidense, en el caso de los refrigeradores, quizá el único electrodoméstico que está conectado de tiempo completo a la corriente eléctrica, son al menos un 15% más eficientes entre los que están homologados bajo la etiqueta Energy Star, mientras que entre los televisores puede llegar incluso a un 50% de ahorro cuando se encuentran apagados.

Te puede interesar: Cómo será el combo de McDonald’s que presentará junto al grupo de pop BTS

Asimismo, la casa promedio en los Estados Unidos puede ser responsable del doble de emisiones de gases de efecto invernadero que un automóvil, por lo que tener aparatos certificados puede representar un beneficio considerable de hasta el 30% en las facturas de electricidad, lo que se traduce al menos $600 dólares anuales de ahorro y una menor contaminación.

Pero los ahorros por la certificación Energy Star no solo son visibles a través de los electrodomésticos, también en los productos más sencillos y económicos como las bombillas se pueden generar una reducción estimada en $65 dólares al año en los recibos de luz tan solo tomando la medida de cambiar cinco focos en los hogares.

Si bien los productos Energy Star suelen ser más caros respecto a los que no cuentan con la certificación, lo que significa un mayor desembolso en el corto plazo, los ahorros serán cada vez mayores con el paso del tiempo, si se toma en cuenta que la vida promedio de un electrodoméstico varía entre los 10 y los 20 años dependiendo su uso y mantenimiento, por lo que el gasto inicial se puede considerar tan solo como una inversión a mediano y largo plazo.