Qué significa para ti que la construcción de viviendas en Estados Unidos haya caído 9.6% en julio

Debido al aumento de los precios, los estadounidenses limitan su deseo por adquirir una casa nueva

El aumento de precios impacta a la construcción de casas y a quienes pretenden adquirir una.
El aumento de precios impacta a la construcción de casas y a quienes pretenden adquirir una.
Foto: CHRIS DELMAS / Getty Images

El reporte más reciente del Departamento de Comercio de Estados Unidos señala que durante de julio, la construcción de nuevas viviendas en el país cayó un 9.6% respecto a los datos registrados en junio, pues solo se alcanzó la cifra anualizada de 1,446 millones.

Además, en el comparativo del mismo mes con respecto al año pasado, también se observa un retroceso de 8.1%.

Bajo este escenario, la cantidad de viviendas que se comenzaron a construir durante el séptimo mes de año representa la cifra más baja desde febrero de 2021.

Dicha situación genera preocupación en el mercado inmobiliario, pues las medidas impuestas por la Reserva Federal al elevar de los tipos de interés para hacerle frente a la elevada inflación parecen afectar a la construcción de viviendas, pues las personas ahora están tratando de evitar deudas a largo plazo y con tipos de interés que les resultan complicados de cubrir.

Merma el interés por adquirir vivienda

Aunque la economía no ha entrado en recesión, el aumento en el precio de los combustibles dentro y fuera del país también ha impactado el costo de varios de los materiales que se requieren en la construcción, lo cual repercute en el precio final de las viviendas y en el deseo de que los estadounidenses se atrevan a adquirirlas.

Con respecto a las viviendas unifamiliares que comenzaron a construirse al inicio de julio, la cantidad resulta inferior en 916.000 unidades con relación a las que se registraron en junio.

La construcción de viviendas parece estar atravesando una transición, con el sector atrapado entre tasas hipotecarias en fuerte aumento y asequibilidad en declive, por un lado, y las limitaciones de la cadena de suministro, por el otro, que continúan dando como resultado un aumento de los retrasos en los proyectos”, señaló hace unas semanas Conrad DeQuadros, senior asesor económico de Brean Capital en Nueva York, en una entrevista concedida a la agencia informativa Reuters.

El análisis presentado por el Departamento de Comercio además muestra otra disminución en cuanto al número de permisos solicitados para la construcción de nuevas viviendas, pues a lo largo del mes pasado solo se registraron 1,674 millones en cifras anualizadas, lo cual también significa 1.3% menos que en junio.

Ahora bien, de las autorizaciones de construcción que fueron otorgadas, 928.000 permisos correspondieron a viviendas unifamiliares, lo que equivale a 4.3% menos que en el sexto mes del año.

Este último dato es un indicador clave que refleja la falta de confianza que prevalece entre millones de estadounidenses para adquirir hipotecas de hasta 30 años, pues temen que en algún momento se vean imposibilitados de hacerle frente a sus compromisos de pago.

Lo cierto es que mientras la economía no de muestras de mejoría la industria de construcción y el sector inmobiliario se verán afectados, pues las personas se muestran renuentes a adquirir deudas a largo plazo, por lo menos en lo que resta del año.

También te puede interesar:
— Empleados de Connecticut podrían recibir hasta $1,000 dólares a través del programa Premium Pay
— Cómo puedo hacer aportes para el Seguro Social si no tengo empleador en EE.UU.

— Cómo obtener hasta $10,000 en reembolsos e incentivos para vehículos y paneles solare