Qué son las compras por estrés y cómo evitar que se apoderen de ti en la temporada de regalos

Estos gastos están asociados a presiones físicas, mentales o emocionales pueden ser un riesgo a las finanzas

La temporada de regalos representan una tentación a las compras por estrés.
La temporada de regalos representan una tentación a las compras por estrés.
Foto: Anna Shvets / Pexels

Las medidas de confinamiento y distanciamiento social recomendadas ante el impacto de la pandemia en los Estados Unidos desde hace más de nueve meses han provocado cambios en el comportamiento de la población, sus hábitos de consumo y la forma de socializar, aspectos que han detonado una serie de fenómenos que conforme avanza la propagación del coronavirus en un ambiente de incertidumbre, se hacen más visibles.

Uno de ellos se refiere al término conocido como “terapia de las compras”, también conocida como compras por estrés, las cuales suelen asociarse a los gastos derivados de una presión física, mental o emocional que contribuyen a liberar la ansiedad en los individuos.

De acuerdo a Medline Plus, el servicio de información en línea de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el estrés se define como un sentimiento de tensión física o emocional y una reacción del cuerpo a un desafío o demanda, por lo que una actividad como las compras contribuye a la liberación de dopamina, el neurotransmisor responsable del placer, la satisfacción y la sensación de recompensa, según destaca el portal Neuromarketing.la.

Sin embargo, en un entorno de exposición contínua a una serie de estrategias comerciales como las del Prime Day de Amazon, Black Friday o el Cyber Monday, las cuales ya están inmersas en la temporada de regalos, las compras por estrés pueden desencadenar otro tipo de problemas.

Te puede interesar:

·En qué consiste la estafa de phishing o mensajes fraudulentos y cómo prevenirla

¿Cómo detectar a alguien que compra por estrés?
El portal Health Hub destaca que este fenómeno puede convertirse en un círculo vicioso que incluso podría provocar más estrés, en especial si se cuenta con un presupuesto reducido para adquirir los productos o servicios provocados por esta situación y los recursos comienzan a agotarse una vez que los gastos se vuelven incontrolables, por lo que hay 5 señales para detectar dicho comportamiento:

1.- Irracionalidad

Fuerte deseo por realizar compras en momentos de alta tensión ante una situación en particular que produce frustración o ansiedad.

2.- Impulso

Las compras se realizan rápido sin importar las consecuencias, sobre todo si se cuenta con un instrumento de pago como la tarjeta de crédito. Por lo general se adquieren cosas innecesarias y no planeadas.

3.- Indulgencia

Se trata de la propia justificación, es una actitud a la defensiva racionalizando la compra con el objeto que convencerse de que fue una decisión adecuada.

4.- Euforia

Al recibir el producto adquirido se desatan una serie de reacciones químicas asociadas a las emociones positivas y la excitación, lo que genera una sensación temporal de bienestar.

5.- Discreción

Estas compras suelen hacerse en solitario para evitar una eventual explicación sobre la adquisición a alguien más, sabiendo de antemano que no hay una razón de peso que las respalde.

¿Cómo evitar las compras por estrés?

En el entendido de que dependiendo del grado en que se encuentre este trastorno se requiere de ayuda terapéutica profesional, de acuerdo a Take Charge America, organización sin fines de lucro encargada de promover las finanzas personales, hay 4 elementos para prevenir que estas conductas sean recurrentes:

1.- Planear

En la medida en la que se programen mejor las compras que se van a realizar, se reduce la posibilidad de caer en una situación anormal por estrés, ya que elaborar un plan va de la mano a pensar con más calma lo que se quiere adquirir y por ende reduce el espacio para el impulso.

2.- Tentaciones

Con el auge de las compras en línea a causa de la pandemia, adquirir un producto o servicio nunca fue tan fácil, por lo que es importante hacer que este proceso sea más complicado desechando, por ejemplo, los correos electrónicos promocionales o los mensajes de texto, también borrando la información de pago precargada en las aplicaciones de compra, lo cual provocará que se piense mejor la decisión.

3.- Dopamina

En el proceso químico detrás de una “terapia de compra”, la dopamina juega un papel fundamental, pero hay otras formas de producirla sin atentar contra la salud financiera, se puede generar realizando ejercicio, escuchando la música favorita, meditando e incluso haciendo manualidades

4.- Ahorro

Plantearse un reto para llegar a una meta específica de ahorro a corto, mediano y largo plazo a fin de las personas juntar dinero para cumplir con un objetivo para canalizar la ansiedad de compra provocada por el estrés.