¿Quieres comprar una casa con tu pareja pero no están casados? Ésta es la solución

Lo primero que debes de averiguar es si ambos tienen calificaciones crediticias e ingresos que los hagan aptos de que se les apruebe un préstamo hipotecario.

¿Quieres comprar una casa con tu pareja pero no están casados? Ésta es la solución
Se puede comprar una casa en pareja, sin necesidad de estar casados.
Foto: Pexels

La cuarentena provocada por la pandemia del coronavirus ha disparado la búsqueda de espacios más grandes para que las familias puedan pasar los tiempos de confinamiento.

Si eres parte de ese grupo que buscar mudarse pero resulta que no estás casado pero sí viviendo en pareja, no es imposible que lo hagas pero sí hay ciertas cosas que debes de tomar en cuenta antes de dar el siguiente paso.

Lo primero que debes de averiguar es si ambos tienen calificaciones crediticias e ingresos que los hagan aptos de que se les apruebe un préstamo hipotecario.  Una vez verificado este paso, hay que decidir en pareja cómo se va a otorgar la propiedad o cómo se va a mantener el título de escrituras de manera conjunta.

Firmar un acuerdo legal por lo que pudiera pasar no debe quedar fuera de los planes, hay que considerar que puede haber una ruptura, y aunque ésta sea en los mejores términos, siempre es mejor que haya una legalidad que ampare el proceso, sobre todo en el momento en el que se vaya a vender el inmueble.

Y es que en la actualidad no existen leyes o regulaciones sólidas sobre la compraventa de un inmueble en el que una pareja no esté casada, explica Wall Street Journal.

Una vez que se haya solicitado el préstamo bancario, se haya presentado la oferta a los dueños del inmueble y ésta haya sido aceptada, deberás de pedir el crédito de manera formal. En este punto, la pareja será sometida a una verificación de crédito, en donde se tomarán en cuenta los ingresos de los dos.

Cuando se han pasado todos estos filtros y llega el momento de elegir cómo será el título de propiedad, existen algunas alternativas para que se tomen en cuenta a las dos personas, por ejemplo, pueden aparecer como inquilinos en común o inquilinos conjuntos.

Un abogado o un agente de bienes raíces podría ayudarte a elegir cuál es la opción que más les conviene al momento de adquirir el inmueble.

Ojo, no dejes de lado pensar en el futuro, es cierto que todos los matrimonios pueden romperse, pero existen consistencias legales que protegen a ambas partes, mientras que en el caso de las parejas que viven juntas no tienen, por ahora, una protección legal. Por ellos es importante pensar en el peor de los escenarios y adelantarte a cómo podrías resolverlos si es que se presentan.

Un abogado puede ayudarte a redactar un acuerdo para que lo firmen ambas partes, en éste deben de especificarse quién estará a cargo de los pagos y qué sucedería en caso de que x o y situación ocurra.

También debes de tener claro que la persona responsable de hacer los pagos del crédito hipotecario también estará a cargo del debido pago de impuestos.

***

Te puede interesar:

-Aprende a calcular tus tasas tributarias y por qué es importante que lo hagas

-Cómo acceder a tus pagos del Seguro Social mientras estás fuera del país