Quiero vender mi casa: ¿cómo saber cuánto vale?

Saca cifras de diferentes lugares para obtener la cantidad ideal para ti

Quiero vender mi casa: ¿cómo saber cuánto vale?
Aunque sacar el valor de tu casa no es tan fácil como sacar una calculadora, tienes varias herramientas para hacerlo.
Foto: Gerd Altmann / Pixabay

Estimar el valor de una propiedad es más fácil de realizarlo hoy en día tanto por las herramientas virtuales con las que se cuentan como por los profesionales que existen. Pero es importante tener clara la cifra ideal a la hora de vender una casa, sobre todo si quieres obtener la máxima ganancia posible de la transacción. Lo que es bueno saber es que no existe una cantidad exacta, por lo que siempre vas a encontrar estimaciones que te pueden acercar a cuánto vale tu patrimonio.

Para determinar el valor de una casa, debes tomar en cuenta los dos tipos principales de valoración:

  1. Valor justo del mercado: esta cifra se obtiene generalmente por las ventas recientes de propiedades comparables tanto de la zona como del mercado.
  2. Valor de tasación: una forma más específica de valorar la propiedad realizada por un tasador certificado, quien tomará en cuenta su ubicación, tamaño, estado físico y los detalles pertinentes de mejora.

La importancia de encontrar el valor justo para tu vivienda radica en que si es muy baja, perderás dinero; pero si es elevada, es posible que no la vendas o tardes más de lo regular en hacerlo.

Aunque tener claro cuánto cuesta tu casa te sirve para cuestiones del seguro de propietarios, impuestos a la propiedad o hasta para solicitar préstamos con garantía hipotecaria, lo importante es cómo determinarla para su venta.

Te vamos a dar algunas ideas de cómo puedes obtener el valor neto de tu casa.

1. Por medio de sitios web de valoración inmobiliaria

En internet puedes encontrar infinidad de sitios inmobiliarios como Zestimate de Zillow o la herramienta de valoración de viviendas de realtor.com para obtener una cifra posible sobre tu casa. Estas herramientas tienen modelos de valoración automatizados (AVM, por sus siglas en inglés) que utilizan algoritmos con su propia base de datos disponibles sobre ventas recientes, evaluaciones de impuestos y otros registros públicos para generar la estimación.

Es importante que consideres esto último, lo que obtendrás de estos portales son estimaciones, valores posibles, mas no reales, sobre lo que podría costar tu casa. Velos como una forma de acercarte a tu tan anhelado precio de venta.

2. Por medio del sitio web del auditor municipal

Bankrate señala que los auditores del condado o municipal evalúan periódicamente el valor de las propiedades residenciales para fines fiscales, y esta información se puede buscar en línea. Puedes buscar el valor de tasación de tu casa para ver si se ha revalorizado o comparar las cifras con otras casas en venta.

Si bien esta cifra no toma en cuenta otros factores del mercado inmobiliario, puede ser una forma de acercarte al valor neto de tu vivienda.

3. Por medio del agente inmobiliario

Si tu objetivo es vender tu casa, entonces al momento de contratar a un agente inmobiliario puedes tener un análisis de mercado comparativo (CMA, por sus siglas en inglés) de forma gratuita. El CMA se basa especialmente en el valor del mercado que el agente obtiene de los datos sobre las ventas más recientes del área. Posteriormente, lo refuerza con su conocimiento del vecindario y las características especiales de tu vivienda para estimar su valor.

Aunque es un especialista en la materia que se apoya de otros expertos para determinar el valor, una de las grandes desventajas en su análisis es cuando no ha habido muchas ventas en la zona, lo que podría nublar la cifra final.

4. Contrata a un tasador profesional

Aunque los prestamistas hipotecarios contratan tasadores para confirmar el valor de una casa para aprobar el préstamo e incluso los agentes de bienes raíces de los vendedores los pueden ocupar, tal vez quieras dar ese paso por tu cuenta incluso antes de ponerla en venta.

El tasador considera las características de la propiedad como la cantidad de dormitorios y baños que tiene, el valor de sus renovaciones y el tamaño.

Pero tal vez quieras ahorrártelo y esperar que el prestamista hipotecario de algún comprador lo haga por sí mismo, porque este servicio puede llegarte a costar entre los $200 y $500 dólares.

Al final del día, cualquiera de las anteriores herramientas o profesionales te van a dar una estimación del costo de tu casa, puedes ocupar todas y hacer un promedio, pero la decisión final sobre el valor de tu vivienda sólo queda en ti.

También te puede interesar: