Recesión económica en EE.UU.: cómo le afectaría al ciudadano promedio

Algunos expertos pronostican que viene una recesión económica en camino para EE.UU., otros explican que es poco probable y otros más dicen que no pasará. Pero si ocurre, ¿cómo se ve afectada la persona promedio? Te lo explicamos

Una de las primeras afectaciones económicas de una recesión se reflejarían en los niveles de desempleo.
Una de las primeras afectaciones económicas de una recesión se reflejarían en los niveles de desempleo.
Foto: Shutterstock

La economía se contrajo durante el primer trimestre del 2022, debido a que el PIB disminuyó un 1.4%. Esta ha sido razón suficiente como para que expertos y economistas prevean el inicio de una posible recesión económica en el país. ¿Pero qué significaría esto, en caso de que ocurriera, para el ciudadano estadounidense promedio? En Solo Dinero te lo vamos a explicar.

Una recesión ocurre cuando la actividad económica de un país se detiene, se alenta. Los primeros en pronosticar que tal vez venía una en camino para Estados Unidos fueron los economistas de Deutsche Bank, quienes dicen que podría ocurrir para finales del 2023 o para principios del 2024. Los expertos de Goldman Sachs dicen que hay un 15% de ocurrir en los próximos 12 meses. Otros opinan que las posibilidades son pocas y realmente escasas. Hasta ahora no hay certeza de nada. 

Para que ocurra una recesión se tienen que conjuntar diversos factores, no solamente que el PIB haya disminuido o que la economía se haga más lenta en más de un trimestre. Influyen otros factores como altos niveles de desempleo, desaceleración de la manufactura, y la caída de salarios, por mencionar algunas cosas. 

Supongamos que en el caso de que ocurra una recesión económica, hay distintas maneras en las que el bolsillo de un ciudadano promedio podría verse afectado: 

La primera de ellas se enfocaría en la pérdida del empleo, y es que cuando la economía se alenta, se contrae, uno de los primeros reflejos se va directo a aumentar la tasa de desempleo, así que las personas podrían estar en peligro de perder sus trabajos estables, o de ver disminuidas sus horas de trabajo.  Y debido a que los empleadores se encuentran en aprietos económicos, pueden cancelar o pausar la entrega de bonos de productividad, y cerrarse ante cualquier negociación en puerta, lo que incluiría alguna vacante en transición. 

“La sabiduría común es que incluso en una recesión, tienes que cortarte el pelo. Ahora resulta que si una recesión es causada por una pandemia, te cortas el cabello tú mismo”, dijo Wendy Edelberg, directora del Proyecto Hamilton, en una entrevista con USA Today. 

Entonces se vuelve un círculo, ya que al haber menos trabajo o menos ingresos, la gente comienza a gastar menos y esto tiene un impacto en los negocios, en diferentes industrias: se vuelven parte de esta mala racha. Perder el empleo tiene otras consecuencias, ya que también los trabajadores se pueden quedar sin su seguro médico.

Según las estimaciones que realizó Commonwealth Fund, mediante una investigación, en el 2020, cerca de 7.7 millones de estadounidenses perdieron el seguro que les otorgaban en su empleo y que cubría a 6.9 millones de dependientes. Esto ocurrió en un período corto de tiempo, que abarcó de febrero a junio de ese año.

Adquirir un préstamo también puede ser más complicado y es que ante las evidencias económicas de una recesión, las instituciones ponen más candados a sus créditos, no pueden exponerse ante clientes que no van a poder saldarles las deudas. 

Y finalmente, tenemos a los inversionistas, que al ver lo volátil del mercado, bajan el ritmo: “si hay una recesión, o incluso una desaceleración, es probable que veamos un menor entusiasmo por invertir por parte de los inversores individuales”, dijo Kristina Hooper, estratega jefe de mercado global de Invesco, en declaraciones a USA Today.

Es muy complicado pronosticar si viene una recesión económica en camino, lo que sí es un hecho es que Estados Unidos se enfrenta a un panorama complicado: la inflación sigue aumentando, al grado que la Reserva Federal del país volvió a subir las tasas de interés, la segunda vez que lo hace en menos de tres meses, como un intento por frenar los precios al consumidor.

***

También te puede interesar:

-La Fed eleva las tasas de interés 0.5% para combatir la inflación
-Cómo hacer que el alza de las tasas de interés de la Fed juegue a tu favor para generar dinero
-Ayuda económica para pagar la gasolina en EE.UU.: lo que debes saber de los estímulos que planifica el gobierno federal