Republicanos proponen más ayuda para escuelas en nuevo paquete de estímulo

El Congreso y la Casa Blanca están bajo presión para cerrar un acuerdo sobre un nuevo paquete de ayuda para enfrentar una pandemia que se extiende

Republicanos proponen más ayuda para escuelas en nuevo paquete de estímulo
Las negociaciones entre los republicanos y la Casa Blanca tienen detenido el acuerdo por un nuevo paquete de ayuda económica.
Foto: Stefani Reynolds / Getty Images

En el paquete de ayuda económica de $1 trillón de dólares que los republicanos esperan aprobar esta semana quieren incluir fondos adicionales para ayudar a las escuelas a recuperarse de la pandemia.

Los líderes republicanos y la Casa Blanca dijeron el miércoles por la noche que habían acordado partes clave de la legislación que servirán como punto de partida para las negociaciones con los demócratas, que ya aprobaron su propio proyecto de ley en la Cámara.

Pero los republicanos todavía luchan para dar los toques finales al paquete. El Congreso y la Casa Blanca están bajo presión para cerrar un acuerdo sobre un nuevo paquete de ayuda para enfrentar una pandemia que se extiende.

Aunque todavía deben resolverse muchos detalles de la propuesta republicana, se espera que ésta otorgue $70 billones de dólares en nuevos fondos para las escuelas primarias y secundarias. La mitad se distribuirá per cápita y el resto se otorgará a las escuelas que podrían reabrir este otoño si las condiciones sanitarias, sobre todo en el sur del país, lo permiten.

El secretario de Tesoro, Steven Mnuchin dijo que el paquete también incluirá $16 billones de dólares para nuevas pruebas de coronavirus, fondos adicionales para el Programa de Protección de Cheques de Pago para pequeñas empresas, créditos fiscales para alentar a las empresas a contratar trabajadores y otra ronda de pagos directos a individuos.

La propuesta del Partido Republicano para más pagos directos tiene las mismas disposiciones que la última vez: cheques de estímulo por $1,200 dólares a personas que ganan $75,000 dólares o menos al año.

Un elemento que falta en el plan republicano es la demanda del presidente Donald Trump de un recorte de impuestos sobre salarios. Los republicanos abandonaron esa propuesta a pesar de que Trump sugirió que podría no firmar ningún proyecto de ley que no lo incluya.

Mnuchin, dijo a los periodistas que no se incluirá un recorte de impuestos a los salarios en el proyecto de ley porque el objetivo es llevar dinero rápidamente a los trabajadores. “El impuesto sobre salarios lleva tiempo”, dijo.

Trump dijo en Twitter que los republicanos abandonaron el recorte de impuestos sobre la nómina debido a las objeciones de los demócratas.

“Los demócratas han declarado firmemente que no aprobarán un recorte de impuestos sobre la nómina (¡qué pena!”), escribió. “Sería genial para los trabajadores. Los republicanos, por lo tanto, no querían pedirlo. ¡Los demócratas, como siempre, están lastimando a los trabajadores y trabajadoras de nuestro país!”