Se acerca un invierno costoso: los precios de la calefacción y la electricidad alcanzarían un máximo de 10 años

De acuerdo con la Asociación Nacional de Directores de Asistencia Energética (NEADA), los hogares estadounidenses pagarán $1,200 dólares, en promedio, para calentar su propiedad y la electricidad subirá 7.5%

Mantener tu casa caliente durante este invierno 2022 podría ser el más costoso en 10 años.
Mantener tu casa caliente durante este invierno 2022 podría ser el más costoso en 10 años.
Foto: Shutterstock

Como cada año, cuando se acerca el invierno en Estados Unidos, las personas deben prepararse financieramente para no padecer del frío y calentar su hogar, más en unos estados que en otros. Con la alta inflación que invade al país, sentirás más frío en la billetera, pues se espera que los costos de calefacción y electricidad sean los más grandes en 10 años.

De acuerdo con un pronóstico de la Asociación Nacional de Directores de Asistencia Energética (NEADA) sin fines de lucro, el hogar promedio estadounidense pagará alrededor de un 17% más este invierno para calentar su propiedad, alcanzando un máximo de 10 años de alrededor de $1,200 dólares por hogar. Asimismo, las facturas de electricidad residencial en Estados Unidos también aumentarán aproximadamente un 7.5% a partir de 2021, según la Administración de Información de Energía de EE.UU.

Mark Wolfe, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Directores de Asistencia Energética, declaró en CBS News que los pronósticos siguen la línea de un año marcado por la inflación, donde los altos costos de la energía han afectado a los propietarios de viviendas. Como es lógico, ser dueño de una vivienda no es sinónimo de riqueza, por lo que los consumidores de ingresos medios y bajos serán los más afectados.

“Hay mucho dolor. Este es el segundo año de altos precios de calefacción para el hogar”, mencionó Wolfe. “En general, las familias de ingresos bajos y medios están sufriendo”.

Según el experto, el aumento de los costos de la energía está relacionado con la guerra de Rusia en Ucrania, que ha interrumpido los flujos de gas natural a Europa, y un verano más caluroso de lo normal en los EE. UU. que provocó que las compañías eléctricas redujeran sus suministros de gas natural, señaló Wolfe.

Los propietarios de viviendas que utilizan combustible para calefacción para calentar sus hogares enfrentarán los costos más altos este invierno, según el pronóstico. La factura típica aumentará casi un 13% a $2,115 dólares, proyecta el grupo de Wolfe.

Se proyecta que las facturas de calefacción de propano aumenten un 15% a $1,828 dólares. Los propietarios de viviendas que usan electricidad para calentar sus propiedades verán un aumento del 7% a $1,328 dólares, y aquellos que dependen del gas natural verán que sus facturas aumentan un 34% a $952 dólares, estima el grupo.

A pesar de que el precio del petróleo ha caído desde que rondaba los tres dígitos en junio, la materia prima sigue siendo más cara que hace un año. Por ejemplo, los automovilistas han recibido con agrado tres meses de caída de los precios en las gasolineras, pero siguen pagando un 15% más que el año anterior, según datos de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA).

La Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) ha reportado una leve disminución de la inflación en los últimos dos meses, desde su máximo interanual de 9.1% en junio. En julio y agosto se redujo a 8.5% y 8.3%, respectivamente. No obstante, la inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de los alimentos y los combustibles, en realidad se aceleró de 5.9% en julio a 6.3% en agosto.

Esto es trascendental, porque la época invernal suele tener la característica de un fuerte gasto discrecional. Casi 4 de cada 10 consumidores dijeron que planean gastar menos en esta temporada navideña que el año pasado, según una nueva encuesta de Mass Mutual.

Pero si el gasto discrecional disminuye con la intención de ahorrar algunos dólares, ese dinero podría escaparse fácilmente por el pago de las facturas de servicios públicos para calentar los hogares. A menos de que para ahorrar quieras soportar el frío para que tu cartera no se congele a cero dólares.

También te puede interesar:

• Qué no te estafen: cómo evitar fraudes en las facturas de servicio público
• Qué programas de ayuda existen para el pago de electricidad y gas en Estados Unidos
• Cómo aplicar al Programa de Asistencia de Energía para el Hogar (HEAP) de Nueva York: te ayudan hasta con $675 dólares