Si ganas menos de $104,000 dólares anuales, probablemente dejes de pagar impuestos el resto del año

El representante republicano por Texas Kevin Brady, propuso el viernes la Ley de Apoyo a los Trabajadores, las Familias y el Seguro Social, que reduciría a cero el gravamen de nómina del 6.2%

Si ganas menos de $104,000 dólares anuales, probablemente dejes de pagar impuestos el resto del año
Kevin Brady, representante republicano por Texas.
Foto: SAUL LOEB / Getty Images

Un dirigente republicano de la Cámara de Representantes presentó una propuesta que crearía una exención temporal de impuestos sobre la nómina desde el 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre, lo que esencialmente le daría a todos los trabajadores estadounidenses un aumento de sueldo de cuatro meses.

El representante Kevin Brady, miembro de rango de House Ways and Means, propuso el viernes la Ley de Apoyo a los Trabajadores, las Familias y el Seguro Social, que reduciría a cero el gravamen de nómina del 6.2% conocido como impuestos FICA en los últimos meses del año, incluso para trabajadores independientes, informó Fox Business.

“Los trabajadores esenciales que mantienen a este país atravesando la pandemia merecen un aumento de sueldo”, dijo Brady, republicano por Texas, en un comunicado. “Este proyecto de ley perdona los impuestos sobre la nómina diferidos por el presidente Trump para ayudar a las familias trabajadoras, muchas de las cuales ahora dependen de un solo cheque de pago”.

Para garantizar que las vacaciones no perjudiquen el fondo fiduciario del Seguro Social, el proyecto de ley haría transferencias del fondo general para compensar la reducción de los ingresos fiscales.

A principios de agosto, el presidente Trump firmó una acción ejecutiva que permite diferir el impuesto sobre la nómina para los trabajadores que ganan menos de $104,000 dólares al año o $4,000 cada dos semanas, desde el 1 de septiembre hasta fin de año. Pero el próximo año, los empleadores están obligados a comenzar a pagar los adeudos.

La medida, que según Trump podría proporcionar un alivio financiero a los trabajadores y hogares que luchan como resultado de la economía devastada por el coronavirus, se produjo en medio de un estancamiento en el Congreso por otro paquete de ayuda de emergencia. El presidente ha indicado que quiere “acabar con el impuesto para que los trabajadores no tengan que devolver el dinero el próximo año.

Abolir la deuda requiere una ley del Congreso, y en ausencia de legislación, la guía del Departamento del Tesoro indica que después del 1 de enero, las empresas retendrán los impuestos de los cheques de pago en cantidades mayores para que los empleados puedan pagar lo que deben, lo que significa que millones de estadounidenses podrían ver un salario menor en los primeros meses de 2021.

El aplazamiento del impuesto sobre la nómina es opcional y muchos empleadores han elegido no participar por temor a quedar demasiado endeudados para el próximo año.

Además, no queda claro qué sucedería si los empleados se quedan con ese dinero y luego dejan de trabajar antes de fines de abril, ya sea porque renunciaron a su trabajo, fueron despedidos o suspendidos. Según la guía, las empresas pueden “hacer arreglos para cobrar al empleado el total de impuestos aplicables”.

El Comité Conjunto de Impuestos dijo en un memorando que según el protocolo actual del IRS, los empleadores presentarían declaraciones enmendadas si retenían impuestos sobre la nómina. Si el empleado no recibió un reembolso de su empleador, recibiría ese dinero cuando presente su declaración de impuestos de 2020 el próximo año.

El comité estimó que la propuesta reduciría los ingresos federales en aproximadamente $137 billones de dólares.