Solicitudes semanales de ayuda por desempleo bajan del millón por primera vez desde marzo

Es la segunda semana de descensos desde que expiró, el 31 de julio, la disposición que otorgaba a los beneficiarios del seguro de desempleo $600 dólares adicionales a la semana

Solicitudes semanales de ayuda por desempleo bajan del millón por primera vez desde marzo
En julio se registró una ganancia de alrededor de 1.8 millones de puestos de trabajo.
Foto: SAUL LOEB / Getty Images

Las solicitudes semanales de ayuda por desempleo cayeron por debajo de un millón por primera vez desde el 21 de marzo, informó el Departamento de Trabajo.

Hubo un total 963,000 solicitudes para la semana que terminó el 8 de agosto, que estuvieron muy por debajo de la estimación de 1.1 millones de economistas encuestados por Dow Jones. Eso representó una disminución de 228,000 con respecto a la semana anterior.

Los reclamos por desempleo habían totalizado más de un millón durante 20 semanas consecutivas, desde que la economía de Estados Unidos cerró para contener el avance del COVID-19. La última vez que el total estuvo por debajo de ese número fue el 14 de marzo, con 282,000 solicitudes, justo cuando se declaró la pandemia.

Si bien la lectura por debajo de un millón es una buena noticia, falta mucho trabajo para que el mercado laboral vuelva a la normalidad. Aquellos que cobraron beneficios durante al menos dos semanas, conocidos como reclamos continuos, totalizaron casi 15.5 millones, una disminución de 604,000 desde hace una semana, aún muy por encima de los niveles prepandémicos.

El total marca la segunda semana de descensos desde que expiró, el 31 de julio, la disposición que otorgaba a los beneficiarios del seguro de desempleo $600 dólares adicionales a la semana, además de su compensación normal. Los líderes del Congreso aún debaten una extensión, mientras que el presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva que proporcionaría $400 dólares adicionales.

La disminución “le da la razón a los que argumentaban que los beneficios mejorados creaban un incentivo para que las personas se mantuvieran alejadas del trabajo si tuvieran la opción”, mencionaron algunos analistas. “Los datos de las últimas dos semanas no ayudarán a los argumentos de los legisladores que luchan por extender los beneficios vencidos”.

El total de estadounidenses que recibieron beneficios por desempleo cayó drásticamente durante la semana que terminó el 25 de julio, lo que también apunta a una tendencia a la baja en el desempleo.

Aquellos que recibieron beneficios bajo el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico totalizaron 488,622 personas, una disminución de 167,377 desde hace una semana. El programa ofrece compensación a quienes normalmente no serían elegibles para recibir beneficios, como los trabajadores independientes.

A nivel estatal, las mayores caídas en las solicitudes fueron de Florida (-23,180), Nueva York (-21,905) y Texas (-11,233), según cifras no ajustadas por estacionalidad. El total sin ajustar fue de 831,856, una disminución de 156,453 personas. Algunos economistas dicen que el número no ajustado es más relevante, ya que las circunstancias actuales que rodean la pandemia no están sujetas a la estacionalidad.

El informe se produce cuando Estados Unidos ha recuperado aproximadamente la mitad de los empleos que perdió durante los cierres pandémicos, según un informe reciente de nóminas no agrícolas. En julio se registró una ganancia de alrededor de 1.8 millones de puestos de trabajo, lo que redujo la tasa de desempleo al 10.1%.

Sin embargo, se mantiene muy por encima del nivel prepandémico del 3.5%, el más bajo en 50 años.