Sugerencias Para La Preparación Y Recuperación De Un Desastre Natural

Contenido Patrocinado

Sugerencias Para La Preparación Y Recuperación De Un Desastre Natural
Foto: Getty Images

Ya sean huracanes, incendios forestales, terremotos o tornados, todos los estados de los Estados Unidos corren el riesgo de enfrentar desastres naturales. Aunque nadie puede evitar que sucedan, planificar con anticipación puede marcar una gran diferencia cuando se trata de proteger a tus seres queridos, tu hogar e incluso tu negocio contra un desastre. Y Chase está aquí para ayudar a asegurar de que estés preparado para el próximo.  

Los desastres naturales pueden tener un mayor impacto sobre los habitantes de las comunidades latinas. Los impactos pueden variar desde aumentos en las deudas enviadas a departamentos de cobranzas, deudas de tarjetas de crédito y deudas en las que estás atrasado, así como incumplimiento de pago hipotecario, ejecuciones hipotecarias y quiebras.  

Es por eso que Chase está disponible para hablar sobre opciones que te ayudarán a prepararte para desastres y para navegar a través del proceso de recuperación. Sabemos lo importante que es para ti proteger tu salud financiera, tu propiedad y tu negocio. Nos sentamos con Jonathan Morales para hablar sobre acciones sencillas que puedes tomar ahora para prepararte para un desastre y cómo Chase puede ser un recurso. 

¿Qué consejo le darías a los propietarios de vivienda y arrendatarios en la comunidad para ayudarles a prepararse para un desastre natural? 

Morales: Recomiendo los siguientes pasos antes de que ocurra un desastre: 

  • Confirma tu cobertura de seguro: Asegúrate de comprender lo que cubrirá tu póliza y de que tus pagos estén al día. Eso aplica ya sea que seas un propietario o un arrendatario. 
  • Protege tus documentos importantes: Guarda las pólizas de seguro y otros documentos críticos en un lugar seguro. Y, hoy en día, es muy fácil crear versiones digitales y hacer una copia de seguridad de ellos en un dispositivo seguro o cargarlas en la Nube del Internet. Luego, puedes acceder a ellos desde donde te encuentres. 
  • Crea un registro de los objetos de valor y otros artículos en tu hogar: Realízalo cuarto por cuarto. Toma fotografías y anota los números de serie para ayudarte a identificar y reemplazar los artículos si es necesario. Estos serán útiles cuando presentes reclamaciones de seguros. 
  • La planificación de la recuperación de desastres es tan importante como la planificación de la preparación. ¿Qué sucede después de que ha pasado un desastre? 

    Morales: Primero, enfócate en tu seguridad y la de tus seres queridos. Eso es lo más importante. Luego, dirige tu atención a la propiedad y a los activos financieros, y prepárate para un proceso lento.    

    Verifica si tu propiedad se encuentra en un área de desastre declarada por FEMA (FEMA.gov), luego llama al agente o a la compañía de seguros para propietario de vivienda para hablar sobre tu situación y si debes presentar una reclamación. Nuestro *Insurance Claim Package en Chase.com puede servirte como hoja de ruta, incluso si no eres cliente de Chase.  

    Si has sido afectado por un desastre y no puedes realizar los pagos de la hipoteca, Chase ofrece una variedad de opciones de asistencia relacionadas con desastres para ayudar a recuperarte. Puedes leer más sobre las opciones en chase.com/NaturalDisaster.

    ¿Qué es lo más importante que deben saber los propietarios de pequeños negocios cuando se trata de la preparación para desastres naturales?  

    Morales: Tener un plan de acción puede marcar la diferencia entre la recuperación y la ruina. Tengo algunas sugerencias que podrían ayudar a prepararte para un posible desastre:  

    • Prepara a tus empleados: Asegúrate de que tu equipo esté listo para responder cuando ocurra un desastre. Esto incluye todo, desde comunicar planes de seguridad y de evacuación hasta evaluar los daños a la propiedad después de un evento. 
    • Mantén un plan de Business Contingency Plan (BCP): Una crisis puede detener un negocio, pero un BCP puede ayudarte a seguir adelante. Imagínate que esta es una hoja de ruta que te mantendrá funcionando después de un desastre, asegurando que los productos y servicios se entreguen con una interrupción mínima. Un BCP debe incluir prioridades como estrategias de respaldo de IT, contactos para subcontratar el trabajo y, quizás lo más importante, consejos para administrar el flujo de efectivo.
    • Prioriza la comunicación: Asegúrate de que tu plan de comunicación llegue a todas las personas que necesites. Es posible que planees utilizar el correo electrónico de la empresa, las publicaciones en sitios web, los mensajes de texto, las llamadas telefónicas y las redes sociales, aunque un desastre natural podría obstaculizar o incluso desactivar algunos de estos, al menos temporalmente.  Por lo tanto, informa a tus empleados de antemano que las comunicaciones podrían interrumpirse y que te comunicarás lo antes posible.  
    • Mantener el flujo de efectivo será una prioridad principal para los propietarios de pequeños negocios locales después de un desastre.  ¿Cómo pueden las empresas administrar mejor las limitaciones temporales del flujo de efectivo?  

      Morales: Por supuesto, necesitas mantener el flujo de efectivo, y eso puede significar pensar ahora en cómo ser más creativo con tu presupuesto.  

      Eso incluye, por ejemplo, considerar la posibilidad de recurrir a la compensación por desempeño o las bonificaciones de vacaciones pero primero debes agotar otras opciones. Recuerda, tener un plan antes de que surjan problemas puede ser lo que se interponga entre la recuperación y el desmoronamiento de tu negocio.  

      Los desastres naturales pueden ser devastadores, pero no tienes que afrontarlos solo. Visita tu sucursal local de Chase para obtener más información sobre las opciones de ayuda y la implementación de un plan que funcione para ti y para tu empresa.