Tarjetas de crédito en EE.UU.: cinco alertas que debes tener en cuenta a la hora de solicitar una

En SoloDinero te explicamos cinco aspectos esenciales que debes tener en cuenta a la hora de solicitar una tarjeta de crédito, a fin de que evites recargos o cuotas que pongan en aprietos tus finanzas personales

Leer los términos y condiciones de las tarjetas de crédito en EE.UU. es vital para evitar cuotas innecesarias o altas tasas de interés.
Leer los términos y condiciones de las tarjetas de crédito en EE.UU. es vital para evitar cuotas innecesarias o altas tasas de interés.
Foto: Shutterstock

Escoger la tarjeta de crédito que mejor se adapte a tus necesidades financieras suele ser una decisión difícil. Para poder elegir la tarjeta de crédito correcta, sin embargo, puedes tener en cuenta alertas o red flags que te permitirán evitar tarjetas que, más que solucionar tus problemas, podrían incrementarlos, ahogándote en un mar de altas tasas de interés anual, cuotas de uso excesivas, entre otras.

En SoloDinero te decimos las cinco alertas que debes tener en cuenta a la hora de solicitar una tarjeta de crédito.

1- Cuotas excesivas

Por lo general, las tarjetas de crédito con cuotas anuales suelen ser los únicos instrumentos financieros a los que tienen acceso las personas con reportes de crédito de poca extensión, o que tienen poca historia bancaria.

Asimismo, que una tarjeta de crédito posea cuotas anuales no es algo necesariamente negativo, pues muchas veces implican la manutención de elementos importantes como recompensas o características especiales como bonos que luego puedes canjear por millas de viaje.

No obstante, existen tarjetas de crédito que esconden una gran cantidad de cuotas anuales, no solo de uso, sino de aplicación de procesamiento de pagos, de manutención de la cuenta e incluso recargos de membresía. La mayoría de estos costos adicionales suelen estar incluidos en tarjetas de crédito no aseguradas dirigidas a personas con mal historial crediticio.

Por tanto, es conveniente que leas los términos y condiciones de cada tarjeta de crédito que solicites, a fin de que estés consciente de las cuotas que puedes llegar a asumir en el futuro.

2- Enormes tasas de interés

Las dificultades financieras, producto de las eventualidades, en ocasiones pueden ser inevitables. Y esto puede hacer que no puedas liquidar, por completo, el saldo de tu tarjeta de crédito. De ocurrir esto, una tarjeta de crédito con grandes tasas de interés puede suponer más bien un problema que una solución a tus necesidades, pues podrías incrementar tus deudas de manera exponencial al acumular intereses por el uso de tu tarjeta de crédito.

El APR o interés anual de tu tarjeta se determina, en gran parte, por tu puntaje de crédito. Si tienes un puntaje de crédito bajo, el emisor de tu tarjeta de crédito podría imponerte altas tasas de interés, las cuales pueden llegar a ser de hasta 30%.

Por tanto, debes evaluar de forma objetiva las tasas de interés que tiene la tarjeta de crédito que vas a solicitar. Por lo general, las tarjetas de crédito aseguradas suelen tener menores tasas de interés, al reducir el riesgo del emisor de la misma mediante el depósito de fondos colaterales en caso de impago.

3- Límites de crédito bajos

El límite de las tarjetas de crédito es una de las características fundamentales de estos instrumentos financieros, y si es demasiado bajo, puede suponer un problema para ti.

Y es que muchos usuarios desconocen que el monto establecido por cuotas anuales de uso forma parte del límite de crédito. Esto quiere decir que si tienes una tarjeta de crédito de $500 dólares y tienes una cuota anual de uso de $50 dólares, en realidad tu límite de crédito inicial es de $450 dólares.

En esencia, pedir una tarjeta de crédito así implica asumir una deuda sin ningún tipo de uso, y también significa que has perdido 17% del límite tu tarjeta de crédito de forma instantánea.

4- Reporte de crédito parcial

La construcción y mejora de tu puntaje de crédito requiere que tener una tarjeta de crédito que reporte a las tres oficinas más importantes de reporte crediticio de Estados Unidos —Equifax, Experian y TransUnion—.

No obstante, existen emisores de tarjetas de crédito que no reportan a estas tres instituciones, lo cual puede ser problemático para ti en tanto perderás la oportunidad de generar un historial crediticio completo, lo que puede hacer que ciertos prestamistas no puedan ver tu desempeño crediticio y se abstengan de facilitarte nuevas formas de financiamiento.

5- Tarjetas de crédito sin ruta de mejora

Si la tarjeta de crédito que estás solicitando no ofrece una ruta de mejora que te permita acceder a mayores límites de crédito y mejores recompensas, es posible que pueda quedarse corta a medida que se desarrolla tu trayectoria financiera.

Las mejores tarjetas de crédito para las personas con poco puntaje de crédito suelen ofrecer vías de mejora, lo que te permitirá acceder a mejores términos o beneficios más atractivos. Asegúrate de revisar bien tus opciones para saber cuál es la que más te conviene no solo ahora, sino en el transcurso de los años.

También te puede interesar:

Qué tipos de tarjetas de crédito puedes conseguir en EE.UU.
Cuáles son las mejores tarjetas de crédito para un inmigrante en EE.UU.
Cómo evitar tener que pagar intereses por el uso de tu tarjeta de crédito en EE.UU.