Uber no permitirá que conductores establezcan sus propias tarifas: cancelaciones aumentan 117%

La reclasificación laboral de los conductores terminó por afectar a la empresa, que quiere retomar el control

Uber ha visto afectados sus intereses en California.
Uber ha visto afectados sus intereses en California.
Foto: JOSH EDELSON / Getty Images

Uber ya no permitirá que los conductores en California establezcan sus propios precios, después de que las cancelaciones de pasajeros aumentaron un 117% durante el año pasado.

El servicio de Uber ha tenido diversos cambios en ese estado, luego de la aprobación de la Proposición 22 (extiende protecciones laborales a aquellos que trabajan en la economía colaborativa), que convirtió a los conductores de transporte en contratistas independientes.

Uber dijo que eliminará la opción de que los conductores establezcan su propio tabulador de tarifas porque “en los últimos meses, el 80% de los pasajeros que tuvo un multiplicador de tarifa superior a 1x declinaron la tarifa más alta y no volvieron”.

La compañía implementó la función el año pasado en un esfuerzo por demostrar que los conductores eran lo suficientemente honestos como para ser clasificados como contratistas en lugar de empleados. Para los pasajeros, Uber ya no mostrará un rango de precios estimado antes de solicitar un viaje, lo que significa que la aplicación solo mostrará un precio inicial único.

De acuerdo con diversos informes, Uber consideraba eliminar la función que permite a los conductores en el estado ver el destinos antes de aceptar un viaje, informó el San Francisco Chronicle. Eso no se modificará por ahora.

“Hemos visto que la mayoría de los pasajeros simplemente no realizan viajes con multiplicadores de tarifa superiores a 1x o sin un precio inicial. A medida que California vuelva a retomar sus actividades, necesitamos hacer cambios para que todos los conductores puedan recibir más solicitudes y los pasajeros puedan contar con un viaje cuando lo soliciten ”, dijo la compañía en una publicación en su blog.

La cuestión de cuánto control tienen las empresas de transporte privado sobre sus conductores fue fundamental para determinar si son empleados bajo una ley de California llamada AB-5, que se aprobó en 2019. La legislación fue un esfuerzo para convertir a los conductores den aplicaciones en empleados, pero Uber argumentó en la Corte que estaba exento porque los conductores podían establecer sus propios precios y elegir los destinos. Pero con la aprobación de la Propuesta 22, la medida aprobada recientemente que mantiene a los trabajadores autónomos como contratistas independientes, Uber ya no necesita demostrar el poco control que tiene sobre los conductores.